Starbucks nombra a Laxman Narasimhan como nuevo CEO

Starbucks apoya a los empleados con ahorros, y aliviando préstamos estudiantiles

Starbucks nombró el jueves a Laxman Narasimhan como su próximo director ejecutivo.

Narasimhan se desempeñó recientemente como director ejecutivo de la empresa de salud e higiene Reckitt, propietaria de marcas como Lysol, Durex y Mucinex. Anunció el jueves temprano que dejaría ese cargo. Se unirá a Starbucks en octubre, aprenderá sobre la empresa y su plan de reinvención, antes de asumir el puesto principal en abril.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Hasta entonces, Howard Schultz continuará como director ejecutivo interino de la cadena de café que convirtió en un gigante mundial. Schultz permanecerá en el directorio de Starbucks después de que Narasimhan lo suceda.

Schultz ha estado al mando desde abril, cuando su sucesor elegido a dedo, Kevin Johnson, se retiró después de cinco años en el cargo. Schultz regresó a la compañía como su director ejecutivo interino, ganando solo $1 por su salario. Mientras tanto, Schultz y la junta directiva de Starbucks buscaban un sucesor a largo plazo, con la intención de anunciar al nuevo director ejecutivo en otoño. (La cadena de café volvió a traer el Pumpkin Spice Latte y otros elementos del menú de otoño el martes).

Schultz dijo anteriormente que quiere reinventar la experiencia del empleado, el cliente y la tienda para tener en cuenta cómo ha cambiado el mundo desde la pandemia. La compañía realizará un día de inversionistas el 13 de septiembre en Seattle, donde se espera que revele más detalles sobre los audaces cambios que planea realizar.

Starbucks dijo en un comunicado de prensa que Schultz seguirá “estrechamente involucrado” con el plan y actuará como asesor de Narasimhan.

Narasimhan trabajó anteriormente en PepsiCo , donde se desempeñó como director comercial global, entre otras funciones. Antes de trabajar en el gigante de alimentos y bebidas, fue socio principal de McKinsey.

Como director ejecutivo, tendrá que hacer frente a una serie de desafíos. En su mercado local, Starbucks enfrenta un impulso sindical, con más de 200 tiendas en los EE. UU. votando para organizarse bajo Workers United. La batalla ha resultado en titulares negativos y batallas legales. La inflación aún no ha afectado las ventas, pero ha elevado los precios del menú. Y China, su segundo mercado más grande, está luchando por recuperarse de la pandemia, obstaculizada por la política de cero covid del país.

“Su profunda experiencia práctica impulsando transformaciones estratégicas en negocios globales orientados al consumidor lo convierte en la opción ideal para acelerar el crecimiento de Starbucks y capturar las oportunidades que tenemos por delante”, dijo Mellody Hobson, presidente de la junta directiva de Starbucks, en un comunicado.00


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉