Un prolífico mercado de servicios de TI está surgiendo en Costa Rica

Según publica el portal Ituser.es el país es hoy el destino de deslocalización preferido por las grandes empresas y está exportando efectivamente servicios a Norteamérica, Asia y Europa. Según la Agencia Costarricense de Promoción de Inversiones (CINDE), las exportaciones de servicios de TI representan el 7% del PIB del país, con más de 169 empresas que operan desde el país, con experiencia en tecnología digital y diseño.

Como resultado, las exportaciones de TI y de servicios relacionados con las TI han llegado a representar una parte importante (más de 5.000 millones de dólares) de los ingresos del país, convirtiéndolo en el primer exportador de servicios de TI per cápita de la región latinoamericana.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El sector de las telecomunicaciones ha sido el mayor beneficiario de los avances tecnológicos en el mercado costarricense. Esto ha contribuido significativamente a la cobertura inalámbrica en todo Costa Rica, facilitando la comunicación dentro y fuera del país. Esto ha impulsado el rápido desarrollo de centros offshore y nearshore y ha convencido a los inversores y a las empresas del potencial de Costa Rica en materia de innovación tecnológica.

Según el Índice Global de Innovación, las exportaciones de Costa Rica alcanzaron los 3.300 millones de dólares en servicios relacionados con las tecnologías de la información en 2019, lo que la convierte en el primer exportador de servicios de valor añadido de Centroamérica, tanto en volumen como en experiencia. El número de proyectos de inversión extranjera directa en 2021 aumentó a un ritmo del 30% con respecto a 2020, según un informe de CINDE.

¿Qué ha hecho de Costa Rica un mercado tan lucrativo para los servicios de TI? Una de las principales razones es la fácil conectividad y comunicación con diferentes zonas horarias que ofrece Costa Rica para permitir una fácil colaboración con clientes y proveedores a nivel mundial. Costa Rica ofrece muy pocos problemas de gestión de procesos empresariales de software en comparación con los países de Europa del Este y Asia, gracias a una próspera comunidad de desarrolladores que ocupa el segundo lugar en la promoción de la innovación. No es de extrañar que Costa Rica sea percibida como el quinto mejor destino de servicios empresariales del mundo, según Deloitte.

Según las estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), San José, la capital de Costa Rica, se convertirá en uno de los cinco polos esenciales de la industria mundial del software en 2025. Para poner las cosas en perspectiva, Costa Rica ya se anuncia como «el Silicon Valley de América Latina».

Las ventajas, sin embargo, no se limitan al aprovechamiento geográfico. Podría decirse que el aspecto más atractivo de la gestión de procesos empresariales en Costa Rica es el favorable régimen fiscal del país, como la Zona Franca, que ofrece lucrativos incentivos a los inversores y empresas extranjeras. Esto supone un importante ahorro para las empresas que operan fuera de Costa Rica.

Los beneficios incluyen la eliminación de los derechos de importación de materias primas, el impuesto de sociedades, los impuestos a la exportación y los impuestos sobre el capital, que suelen representar la mayor parte de los gastos de las empresas. Las empresas pueden reconocer más beneficios también, si cumplen con todas las regulaciones locales y nacionales. Además, el ahorro fiscal aumenta cuando las partes reinvierten en la industria local.

Un rico conjunto de Tratados de Libre Comercio (TLC) como los que existen con Canadá, Chile, China, la UE, México, Perú, Singapur, Corea del Sur y EE.UU. fomentan y alimentan aún más la creciente demanda de servicios en Costa Rica.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉