Cómo ser más sostenibles gracias a la tecnología

Planes de sostenibilidad. Lean & Green

Según publica el portal Ituser.es la tecnología, y las empresas tecnológicas, tienen un papel relevante en este escenario como agentes de cambio.

Por un lado, podemos hablar de tecnología sostenible, término con el que nos referimos a la innovación que tiene en cuenta los recursos naturales y fomenta el desarrollo económico y social. El objetivo de estas tecnologías es reducir drásticamente los riesgos medioambientales y ecológicos y crear un producto sostenible.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Pero la sostenibilidad en tecnología puede aplicarse de varias maneras. Por un lado, cuando fomenta el cambio de materiales no biodegradables a biodegradables en su producción. También sustituye los recursos no renovables por los renovables. Además, la tecnología sostenible evita el deterioro, la contaminación y otros impactos ambientales negativos a través de su uso o producción y es más eficiente en cuanto a su uso de energía y recursos.

Pero, como decimos, el papel de la tecnología va mucho más allá de la «informática verde» o Green IT. Cada vez más las empresas se preocupan por la tecnología y sostenibilidad de forma conjunta y demandan poder usar recursos tecnológicos sin que ello conlleve un aumento de los recursos naturales. La dirección ejecutiva de las empresas cada vez tiene más en cuenta el seguir siendo innovadores, pero con el reto de alcanzar los objetivos de sostenibilidad.

La ayuda tecnológica

Para las empresas que están dispuestas a pensar en términos generales sobre cómo avanzar en sus iniciativas de sostenibilidad, la tecnología puede actuar como un importante acelerador. No en vano, el uso de tecnologías y formas de trabajo avanzadas hacen posibles soluciones rentables que también tienen un impacto positivo en la red y en otros objetivos medioambientales, sociales y de gobernanza.

Por ejemplo, la automatización de procesos, la transparencia de los datos sobre el carbono, el diseño de productos o servicios circulares y los modelos empresariales sostenibles pueden reducir las emisiones entre un 45% y un 70% en cada empresa. Algo que, además, supone un importante ahorro de costes.

Una de las grandes ventajas de esta mentalidad en la que la sostenibilidad es tenida en cuenta es que las empresas pueden establecer una hoja de ruta para la adopción de nuevas tecnologías que aceleren el camino hacia la sostenibilidad, ayudando a integrarla como un valor fundamental. La clave de la implementación es repensar los enfoques tradicionales de la tecnología, especialmente en las áreas de operaciones digitalizadas; diseño de productos y servicios digitales; computación en la nube, IoT y blockchain; aplicación de IA y análisis avanzados; e intercambio de datos y creación y gestión de ecosistemas.

El impacto, además, se puede lograr de muchas maneras. Por ejemplo, en las operaciones y procesos de toda empresa, haciendo que sean más sostenibles per se. ¿Cómo? Con nuevas tecnologías de fabricación o de materiales para reducir las emisiones y los residuos.

Generar conocimiento sobre el impacto medioambiental

Además, todos estos datos pueden ser analizados para generar conocimiento sobre el impacto medioambiental y social de un producto, servicio o proceso. Las plataformas digitales de analítica e Inteligencia Artificial integran capacidades, comparten datos y crean transparencia y responsabilidad entre los socios. Se pueden aprovechar estas capacidades para desarrollar y perfeccionar sus ofertas, atraer a los clientes y mejorar el rendimiento a lo largo del tiempo; las soluciones basadas en la IoT y la IA también optimizan la eficiencia energética en tiempo real, reduciendo las emisiones y ahorrando dinero al mismo tiempo.

La puesta en común de datos permite nuevos modelos de colaboración dentro o entre industrias o sectores para desarrollar soluciones novedosas a los problemas medioambientales y sociales. Las empresas pueden poner en común sus recursos con mayor facilidad, colmar las lagunas de capacidad, acceder a nuevos mercados y ampliar su alcance. Esto genera valor de cinco maneras: permitiendo la innovación, creando confianza, facilitando la coordinación, aumentando la concienciación y validando las hipótesis.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉