Tendencias en la transformación digital del sector hotelero para 2023

La brecha digital

Según la publicación del portal Directivos y Gerentes

La realidad que envuelve a las empresas, independientemente al sector al que pertenezca, obliga a la transformación digital. Las organizaciones empresariales deben aumentar la competitividad, optimizando sus recursos y modelos de gestión, pero, sobre todo, aumentando la calidad y efectividad de los procesos utilizados en su modelo productivo. Los cambios tecnológicos, de procesos y cultura que se incluyen en una transformación digital eficiente son fundamentales para lograr esos objetivos.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

El sector hostelero no escapa a esta innovación, como cualquier otro deberá colocar la innovación y la sostenibilidad como elementos periféricos de un eje fundamental; la digitalización. Por ello, hemos hablado con Omnitec, una de las marcas líderes en el sector del hotel para tener una visión experta acerca de cómo transformar este modelo de negocio y posicionarlo dentro del marco y del contexto que el siglo XXI demanda.

La información que se ofrece en este artículo, de interés para todos aquellos empresarios hosteleros, es posible gracias a la colaboración con Omnitec, proveedor líder en tecnología para hoteles.

Primeros pasos para la transformación digital de un hotel

Se deben comenzar estos pasos de adaptación a la tecnología digital actual teniendo en cuenta que ningún hotel se presenta en solitario dentro de la cadena de valor en el sector turístico, sino que deberá instalarse de modo que pueda retroalimentarse del resto de los agentes que intervengan y de los que formen parte.

Es fundamental la interrelación con otras empresas del sector, compartiendo información de utilidad, e integrarse en el sistema para desarrollar y alcanzar objetivos comunes. Se deberá, por tanto, trabajar con el objetivo de llevar a cabo una cooperación empresarial público privada estable.

Aplicación de tecnologías

Del mismo modo, habrá que implementar y aplicar tecnologías que logren soluciones eficientes para optimizar las funciones esenciales y cotidianas, subsanando errores y problemáticas. Valgan como ejemplos la erradicación de la duplicidad de datos, el registro y gestión de residuos y el PMS (Property Management System) para el control, la organización y la ejecución de las actividades diarias de un hotel.

Formación

También es fundamental en estos primeros pasos conseguir un capital humano bien formado, que se pueda catalogar de profesional con las habilidades necesarias para cada puesto de trabajo. Es por ello que hay que integrar en esta transformación digital la importancia del liderazgo, creando personal capacitado para liderar los nuevos procesos y proyectos.

Comunicación

Un eslabón más a cubrir es el de la comunicación con el cliente. Se deberán conocer y manejar los mismos medios que usan habitualmente. El sector deberá adaptarse, gracias a los medios digitales, a las necesidades demandadas por un nuevo perfil de clientes que requieren inmediatez en el servicio.

Nuevos modelos

Por último, cabe mencionar la adaptación a nuevos modelos de clientela, para ofrecer espacios en los hoteles útiles para ellos. Por ejemplo, cada vez se exigen más espacios de co-living y co-working, debido a las nuevas opciones dentro del mercado laboral y métodos innovadores para viajar.

Las tendencias de digitalización para el sector hotelero

Una vez que el hotel ha iniciado su proceso de integración digital y se establece como un medio habitual en la organización y gestión de la empresa, hay que considerar las tendencias que constantemente se abren en este mundo tecnológico para no quedar rezagados y perder posiciones de prioridad en el mercado.

Conozcamos las tendencias para el 2023 en el sector hotelero:

Eficiencia energética y aumento de la sostenibilidad

De manera inevitable, la ecología va de la mano de la transformación digital. Uno de los principales motivos para invertir en un desarrollo tecnológico en las empresas es volverlas energéticamente más eficientes y aportar un mayor grado de sostenibilidad medioambiental. Por lo tanto, deberá enfocarse en el uso de energías renovables y mejoras del aislamiento térmico, domótica y fibra óptica GPON, entre otras actuaciones.

Ingresos y rentabilidad

Con la digitalización se abren puertas a la localización de ventas directas, optimizando los procesos, mejorando el funcionamiento del departamento de Recursos Humanos y la personalización de productos y servicios al huésped.

Ejemplos son las soluciones digitales para la generación automática de ingresos, las reservas directas automatizadas, las herramientas para la obtención de datos, la reducción de las compras y la mencionada optimización de procesos.

La experiencia del huésped

Tecnologías como el contactless, dispositivos de reconocimiento por voz, reconocimiento facial, ampliación de la oferta en contenidos digitales y televisión, WiFi… son soluciones que van a permitir una mejor experiencia del cliente, más fluida y gratificante. Factores que van a tener una incidencia decisiva en una mejora de la competitividad y en el posicionamiento referencial en los rankings de empresas.

La comunicación

La situación actual demanda un cliente más y mejor informado. El hostelero deberá ofrecer una solución omnicanal al incorporar la digitalización a su negocio para mejorar la atención al usuario de sus servicios y a sus potenciales clientes. La hiperconectividad es necesaria, así como herramientas como los chatbots, la IPTV (Internet Protocol TV), los agentes virtuales y las pantallas interactivas con canales de comunicación con la empresa. Estos han sido los factores que el sector hotelero no debe ignorar para afrontar los desafíos que aparecen en el proceso de transformación digital. Siempre con el ánimo puesto en conseguir ser más competitivos, eficientes y sostenibles sin perder el foco en la experiencia del huésped.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉