Odisea 2022: las exportaciones argentinas más afectadas por la guerra

Pera

Las peripecias de peras y manzanas al garete en alta mar y de un buque-verdulería prefiguran el riesgo de que naufrague uno de los grandes mercados externos de la fruta local

La invasión rusa y la guerra en Ucrania gatillaron fuertes cambios en la geopolítica y la economía mundiales.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

No todos los países ni todos los sectores fueron igualmente tocados. En el caso argentino, dos efectos son bien conocidos: el aumento del precio internacional de las principales materias primas agrícolas amortiguó el impacto de la sequía que afectó la campaña 2021/22, y el de los hidrocarburos expuso la fragilidad de la situación energética. Del tercero, en cambio, se habló menos: el golpe a producciones regionales de las que Rusia y, en menor medida, Ucrania y Bielorrusia, son clientes de peso.

“Nada menos que 20% de los limones y 38% de las mandarinas argentinas van a Rusia y no es posible redireccionar esa mercadería, porque hace dos años no se abre ningún mercado. Por falta de voluntad política; hay un montón de negociaciones sanitarias y comerciales que están en el limbo”, dijo a Infobae Jorge Amigo, gerente general de Federcitrus, la federación que agrupa a las distintas cámaras citrícolas del país, en un reciente foro organizado por la Fundación Alem, vinculada a la UCR.

Golpe a producciones regionales de las que Rusia y, en menor medida, Ucrania y Bielorrusia, son clientes de peso

Si bien los sucesivos embargos a Moscú excluyeron el comercio de alimentos y medicinas, la exclusión de Rusia del Swift (sistema de mensajes interbancarios por el que circula el grueso de los pagos internacionales), y las complicaciones logísticas, con las grandes navieras y/o sus gobiernos plegándose al cerco comercial y financiero, complicaron el envío y cobro de mercadería. Encima, claro está, de las trabas internas.. “Lo que se le está pidiendo ahora al gobierno nacional, ya que sobre las navieras no puede, es que actúe sobre las terminales portuarias, para recortar las moras en aduana, por trámites y requerimientos de la AFIP”, explicó Amigo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉