Mercado Pago vs. MODO: cómo viene el River-Boca de las billeteras

punto de venta pago contactless

El mercado del QR está más disputado que nunca y los principales jugadores aprovechan todo su arsenal para ganar un mercado que no para de crecer

El sistema Transferencias 3.0 ya lleva seis meses funcionando «a full» desde su implementación en noviembre. Y las cifras demuestran el gran momento que experimentan los pagos móviles.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Con la idea de permitir que cualquier billetera lea todos los códigos, sin importar el proveedor, el ecosistema del que participan tantos bancos como fintech totalizó 2 millones de operaciones en abril, según números que COELSA (cámara que compensa las transacciones) compartió con iProUP.

Así, la modalidad se triplicó desde los 630.000 pagos que se efectuaron en noviembre. Sin embargo, hoy las billeteras más poderosas ven cómo ganar más allá del «todos para uno y uno para todos» en versión fintech.

¿Qué tan interoperable es el QR de Transferencias 3.0?

Lo que fuera la ley primera de Transferencias 3.0 pierde ante la posibilidad de los usuarios que deseen aprovechar una promoción en un establecimiento que tenga convenio con más de una fintech. Por ejemplo, en una de las redes de estaciones de servicio más grande del país, debe responder una pregunta luego de indicar que abonará con QR: ¿con qué billetera desea abonar?

Según la respuesta deberán escanear la gigantografía emplazada en el surtidor o uno de los «cartones» que el playero guarda debajo del posnet. La diferencia, además, marcará rebajas del 5% al 15% si se acumulan promociones.

La escena se repite en la cadena de farmacias más famosa del país. En este caso, deberán apuntar a uno de los múltiples códigos impresos sobre la ventanilla que separa del cajero. Acá podrá acceder desde $500 de descuento por la primera compra hasta 15% del total si usa alguna billetera bancaria.

Lo cierto es que, por las compras con débito o saldo en cuenta, Transferencias 3.0 establece un tope de 0,8% a la comisión que abonará el comercio y que se repartirá de la siguiente forma entre las fintech participantes de la transacción:

Locales grandes, como cadenas de supermercados: 75% para el emisor del QR y 25% para la billetera

Chicos, como locales barriales: 25% para quien proveyó el código y el resto para la app
Al realizarse la transacción en un entorno cerrado (o, como se dice en la jerga, closed loop), una sola fintech se queda con todo. Esto sólo ocurre en operaciones al contado, pues T3.0 sólo funciona con saldo en cuenta (fintech o bancaria) y débito, para acreditación a comercios en el momento.

¿Hay verdadera competencia con el QR interoperable?

Santiago Mora, head de Fintech en GPG Advisory Partners, señala a iProUP que «con el QR interoperable aumenta la competencia: que usen promociones para que distintas empresas actúen como aceptadores para convencer a los comercios termina siendo saludable».

En el mismo sentido, Ignacio E. Carballo, director del Ecosistema Fintech de la UCA, asegura a iProUP que esto «beneficia a los usuarios con una mayor oferta de promos y a los comercios les permite elegir lo que mejor le convenga».

En tanto, el economista experto en fintech Ariel Setton remarca a iProUP que «Transferencias 3.0 permite que las billeteras más chicas ya tengan aceptación en decenas de miles de comercios».

Curiosamente, esta posibilidad le abrió el juego también a un unicornio: Ualá aprovechó todo el potencial instalado al permitir los pagos con QR en su plataforma cuando la iniciativa del BCRA comenzó a rodar «versión full» en noviembre, concentrándose en su solución de cobros para Pymes Ualá Bis.

Para mayor información, haz click aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉