Mendoza: denuncia al Gobierno nacional por reducción de abastecimiento de leche

el-gobernador-de-mendoza-rodolfo

Los centros de salud dejarán de recibir mercadería destinada a los chicos de bajos recursos. Los beneficiarios de asignaciones recibirán dinero, pero que no alcanzará para cubrir las necesidades.

A primera hora de este lunes, el gobierno de Mendoza hizo pública su crítica a la medida del Gobierno de Alberto Fernández de dejar de enviar leche en polvo a los centros de salud y volcar esos recursos a través de la Asignación por Embarazo y Asignación Universal por hijo directo a cada beneficiario.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Resolución 409/2022 publicada en el Boletín Oficial del 7 el marzo, informó que a partir del 1 de marzo de 2022 quedó suspendida la entrega de leche a los beneficiarios del Programa Materno infantil y en su lugar se depositará una suma mensual de $ 800 a los beneficiarios de la Asignación por Embarazo y Asignación Universal por hijo.

En un comunicado, el gobierno del radical Rodolfo Suarez detalló: «Antes de esta medida, la entrega de de 2 kilogramos de leche por mes se realizaba en los centros de salud de la Provincia de Mendoza. Se distribuía a las embarazadas y puérperas y a los niños a partir de los 6 meses de edad y hasta los 2 años. Y se extendía hasta los 5 años en niños de bajo peso o riesgo nutricional que recibían un kilo adicional (3 kilogramos por mes)».

El promedio de entrega de leche para Mendoza era de 30.000 kilos mensuales. «Esto favorecía la asistencia a los controles de salud, ayudaba a detectar situaciones de riesgo, como violencia intrafamiliar y garantizaba el acceso alimentario a esta población«, argumentó en un comunicado la Dirección de Maternidad e Infancia de la provincia cuyana.

Y aseguró: «Con la normativa actual, las personas titulares de las asignaciones recibirán cobertura para personas gestantes, puérperas y niños sólo hasta los 3 años de vida. Este dinero alcanza solo para un kilo de leche mensual, ya que en cualquier supermercado el precio de la leche ronda los $ 600 por kilo y no es leche fortificada con hierro y vitamina».

Para el gobierno de Mendoza la medida es perjudicial porque «no solo será menor la cantidad de leche que reciban sino que, además, hay población que quedará descubierta y es la que más lo necesita«.

Critica el gobierno mendocino el hecho de sacar de la órbita de los hospitales y centros de salud públicos: «Se pierde una oportunidad para una intervención sanitaria como el control de salud que es fundamental en el embarazo y en la primera infancia».

La directora de Maternidad e Infancia provincial, Mónica Rinaldi, adelantó que que el remanente de leche que tienen las áreas de Salud, será entregado a quienes tengan niños hasta los 5 años.

Mendoza tiene el 44,6% de su población en la pobreza y el salario promedio más bajo de Cuyo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉