El Gobierno permitirá que se exporte un 15% más de carne vacuna

Carne-vacuna-2

El Gobierno le confirmó a la industria frigorífica que, a partir de septiembre próximo, permitirá la exportación adicional de 4500 toneladas de carne vacuna peso producto. Se trata de un aumento del 15% sobre el nivel autorizado mensual hasta el momento, que sin contar las cuotas arancelarias a Europa y los Estados Unidos y las categorías de vacas D y E para China dan un “volumen de equilibrio” de 30.000 toneladas peso producto. El volumen extra representa otros US$30 millones en divisas por mes.

La decisión fue confirmada por el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, a los empresarios del sector en una reunión a la que asistieron el presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), Mario Ravettino; de la Unión de la Industria Cárnica Argentina (Unica), Gustavo Valsangiacomo, y Daniel Urcía, vicepresidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La apertura se da después de una serie de reuniones privadas que venía manteniendo el Gobierno con la industria frigorífica. Según confirmaron fuentes oficiales a LA NACION, esta decisión ocurre en un marco de apertura paulatina que intentarán sostener en el tiempo, “camino a liberar las exportaciones de carne vacuna”.

La Mesa de Enlace venía reclamando una mayor flexibilización de las exportaciones de carne vacuna y lo mismo la industria exportadora, que la semana pasada ofreció acercar una propuesta en ese sentido. Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), hoy en declaraciones difundidas pidió terminar con las trabas para exportar. Fuentes del ruralismo indicaron que la decisión del Gobierno no es una apertura total de las exportaciones, cosa que continuarán pidiendo.

Restricciones

Vale recordar que, en mayo del año pasado, el Gobierno primero aplicó un cepo del 100% a las ventas al exterior. Luego cuotificó a un 50% y después agregó una flexibilización para que se exporte la carne de vacas categorías D y E, que son de descarte pero que tienen a China como principal comprador. En rigor, ese mercado se lleva más del 70% de la carne argentina.

En medio de las restricciones, desde enero pasado siguen prohibidos de exportar siete cortes populares [asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, nalga, paleta y vacío] mientras que el mercado en general quedó “administrado” por el Gobierno, que definió una suerte de volumen de equilibrio no escrito formalmente de 30.000 toneladas peso producto, sin contar las cuotas arancelarias de libre exportación a Europa y los Estados Unidos, y las mencionadas vacas categorías D y E para China.

“En el tema del cupo no hay una reglamentación, por eso, formalmente, lo que se hace es un diálogo aparte”, reconocieron fuentes oficiales sobre una norma no escrita. Además, explicaron que durante agosto pasado se liberaron 3000 toneladas peso producto, un antecedente a la habilitación del próximo mes.

De acuerdo al Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), en julio pasado las ventas al exterior de carne en peso producto fue de 48.782 toneladas. En tanto, llegaron a 72.976 toneladas si se consideran como res con hueso. Si se consideran los primeros siete meses del año, las exportaciones de este producto se ubicaron en 357.391 toneladas peso producto, una mejora del 6,6% versus igual período de 2021.

Cuando se observa la situación en valor, por los mayores precios internacionales los envíos de carne vacuna al exterior aportaron US$2099,6 millones, un salto del 43,9% contra los primeros siete meses de 2021.

En julio pasado, mientras la inflación general fue de 7,4%, según el Ipcva la carne vacuna no sufrió una variación. Su indicador que toma un promedio de cortes quedó en 0% en un movimiento donde las bajas y alzas terminó dejando estable el precio. Viendo esto, el Gobierno avanzó con esta flexibilización. “No debería aumentar el precio, en agosto se liberó y no aumentó. No está en la causa de la inflación (la exportación)”, precisaron fuentes oficiales.

“La idea es ir liberando las exportaciones de carne de a poco, tratando de largar, de aflojar. Así como se liberó durante agosto, que pueda pasar lo mismo en septiembre. De nuestra parte siempre hubo una actitud de escucha y diálogo”, puntualizaron en el Gobierno y aclararon que la decisión no se dio tras una propuesta puntual, sino en función de los problemas que ha expuesto el sector. El jueves pasado, la industria mantuvo una reunión con el Gobierno y este lunes se confirmó la ampliación de las ventas al exterior.

De acuerdo con el vicepresidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra), Daniel Urcía, por las 4500 toneladas más que se exportarán en septiembre próximo ingresarán alrededor de 30 millones de dólares extra. “Nosotros fuimos, planteamos, dijimos que estaban dadas las condiciones y lo evaluaron positivamente. Vemos una voluntad de ampliar pero, por otro lado, los noto preocupados y por ese motivo, al menos, mientras rige el decreto no va a haber un cambio [en referencia a liberar los siete cortes hoy prohibidos]”, detalló.

Por otra parte, señaló que “habría que ver si operativamente estas 4500 toneladas se pueden cargar”, ya que desde que el comprador hace el pedido hasta que se despacha puede pasar algún imprevisto y que la venta no se termine concretando.

Fuente: Yahoo


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉