El CEO como impulsor de la transformación digital

transformacion-digital

Hoy no es posible planificar el futuro sin tener en cuenta el impacto decisivo que las nuevas tecnologías están jugando y jugarán en un futuro cercano.

El mercado evoluciona de forma rápida y vertiginosa, y las empresas no deben quedarse atrás. Los consumidores han cambiado sus hábitos y exigen que las empresas se adapten a sus necesidades. El auge de las nuevas tecnologías nos trae nuevas soluciones de IA, Big Data, Realidad Aumentada y Realidad Virtual o Internet de las Cosas, que están transformando la manera en que se relacionan empresas y clientes. Ahora es posible rastrear datos sobre el comportamiento del cliente para entender mejor sus necesidades, gustos y preferencias.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La gestión de los datos pasa a convertirse en el factor estratégico central de las organizaciones. Ya no es posible seguir tomando decisiones sobre estrategia empresarial dejando a un lado esta realidad. Hacen falta soluciones de software que permitan convertir los datos en conocimiento para potenciar la inteligencia empresarial. En medio de este escenario, la función del CEO es fundamental para impulsar, motivar y liderar la compañía para adoptar los procesos, herramientas y conceptos de la era digital.

La transformación digital, una oportunidad antes que un desafío

Hacer un análisis certero y exhaustivo de la situación es el primer paso para que todo líder empresarial pueda tomar las decisiones adecuadas. Ese análisis supone concebir que las tecnologías tienen como objetivo mejorar la vida de las personas, y que no tiene sentido ignorar las herramientas que tenemos a nuestro alcance para que la empresa siga siendo competitiva.

Un CEO debe ser consciente de que en el ser humano existe por naturaleza una resistencia al cambio. Eso también ocurre en las organizaciones, ya que las empresas también tienen su zona de confort. Sin embargo, una mala lectura de la realidad puede conducir a que no se lleven las acciones correctas hoy, lo que tendría consecuencias mañana. Asumir la transformación digital como una oportunidad de cambio y mejora es clave para adelantarnos al futuro y ser más competitivos.

Las empresas que tienen éxito hoy son las que han sabido tomar la iniciativa. Han sido pioneras en llevar a cabo sus procesos de digitalización, ya que se han mostrado curiosas por el uso de las nuevas tecnologías y han tenido una mente abierta al cambio. El CEO debe evaluar epapel de la digitalización como motor de cambio de la organización, que la conduzca a ser más rentable, estable, productiva y competitiva.

Una de las características del futuro es sin duda la incertidumbre. En las dos últimas décadas, el cambio tecnológico ha sido enorme en comparación con las décadas anteriores. Se habla de una Cuarta Revolución Industrial, donde las tecnologías de la automatización cobran protagonismo y en la que es vital dominar las nuevas herramientas que nos permitan entender y conocer al cliente, actuar de forma ágil y rápida y lograr el mayor grado posible de automatización.

Y esto no es posible sin la transformación digital. Las empresas deben cambiar sus procesos manuales y analógicos por la digitalización y automatización de procesos. No sólo es necesario almacenar los datos de forma digital, o implementar nuevas soluciones de software ERP-CRM adaptadas a las nuevas tecnologías. También hay que facilitar la adecuada integración del software, utilizando herramientas modulares que nos permitan crecer en todas las direcciones, ya que uno de los paradigmas de la era digital es la mejora continua y la adaptación constante.

Liderar la digitalización, el camino para potenciar el éxito empresarial

Dentro de este papel de líder, el CEO debe aportar la visión integradora y un espíritu motivador que es necesario trasladar a toda la compañía. Pero no puede actuar solo. Necesita elegir un equipo de transformación digital que le ayude a gestionar el proceso de digitalización.

Ese equipo debe estar compuesto principalmente por un Chief Digital Officer (CDO), que se ocupe de convertir los procesos tradicionales en procesos tecnológicos, así como un Chief Technology Officer (CTO), un directivo que organice y gestione los aspectos más técnicos, como la elección y parametrización de un software de gestión ERP-CRM de última generación.

Para mayor información, haz click aquí:


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉