Qué es un PDV (POS): Definición y beneficios

Where are the advancement opportunities for retail’s frontline workers? Canasta. Ventas. Profeco

Qué es un PDV (POS): Definición y beneficios

POS

Los términos “POS”, “caja” y “PDV” son tan usados actualmente que ya casi nadie se molesta en explicarlos. Incluso hay quien los utiliza de manera intercambiable. Sin embargo, puede ser que ya los hayas escuchado tantas veces que a este punto te dé miedo preguntar qué son.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En este artículo nos enfocaremos en el punto de venta, explicaremos qué es, para qué sirve, ventajas y desventajas además de curiosidades.

¿Qué es?

Un PDV o POS (por Point Of Sale, que es punto de venta en inglés) es el lugar en el cual los clientes de un negocio efectúan sus pagos. Puede ser una caja registradora, o simplemente un módulo de pagos con un dispositivo que permita aceptar pagos de tarjetas así como guardar dinero en efectivo.

Para un negocio retail, el punto de venta es el alpha y omega de la tienda. En él se registran las ventas, se hacen los cobros e incluso, con el sistema adecuado, se puede controlar el inventario.

¿Cuáles son los beneficios de un PDV frente a un cuadernito o un excel?

La primera diferencia está en la usabilidad. Basta con que ese cuadernito se moje, se pierda o se te olvide apuntar un par de ventas para que tu tienda entre en caos. En cuanto al excel, puede ocurrir que necesite alguna actualización o que se desfase y el sistema se malogre, y no haya quien lo repare.

A prueba de fallas el PDV

Para evitar caer en estas contingencias, lo más recomendable es optar por un sistema de punto de venta que opere en la nube. De esa manera, no importa si es que la computadora, tablet o celular que usas se malogra, puedes utilizar otro equipo y seguir vendiendo. Un sistema de ventas te facilita el día a día en la tienda: el cierre de caja tomará un minuto y los inventarios estarán siempre sincronizados.

Siempre a tu disposición:

Cuando el sistema de punto de venta se aloja en internet, puedes acceder a la data desde donde estés. Mientras en la tienda están vendiendo, tú puedes saber cuánto vas ganando ese día. Esta es una gran ventaja que te traerá tranquilidad y confianza a la hora de tomar decisiones importantes. También te facilita el control de inventario, ya que estará automatizado. Esta data estará siempre lista para tí. Así no perderás ventas por falta de inventario, ni comprarás de más.

Ayuda en el momento en el que más la necesitas:

Otra ventaja de un sistema de venta es el soporte que te provee la empresa. Si tienes un problema, te aparece un error, o simplemente te olvidas de cómo emplear una sección, puedes llamar o enviar un correo electrónico para pedir ayuda.

Fácil de usar

Los sistemas de punto de venta son cada vez más intuitivos e interactivos para que resulten fáciles de utilizar. Si antes se necesitaba un seminario para explicar el funcionamiento de un sistema, hoy en día no hace falta más que una explicación de 2 minutos para entender las bases del sistema, y lo mejor es que el resto viene solo.

De hecho, el lugar en el que la caja o punto de venta está ubicado dentro de un negocio puede ayudar mucho a incrementar ventas. Es por ese motivo que muchas veces vemos puntos de venta cerca a la salida del negocio, ya que generan un impulso de compra inigualable. Además, existen negocios que ponen diversos puntos de venta en varias secciones distintas de sus locales para propulsar la venta de uno u otro producto. Esto se puede ver en tiendas por departamento, en los que las distintas secciones de ropa para dama, para caballero, calzado, hogar y electrodomésticos tienen distintos puntos de venta a través de todo el local.

También existen puntos de venta interactivos, los cuales eliminan la necesidad de tener un cajero o cajera que lo opere. Esto también permite que los propios clientes realicen sus compras casi sin ayuda y se limite el potencial de colas en el local. Sin embargo, es importante realizar un estudio exhaustivo sobre qué tan útil resultará esto en el negocio, teniendo en cuenta que muchos clientes aún prefieren hacer sus compras en un punto de venta operado por una persona de carne y hueso. También hay quien advierte el peligro de implementar puntos de venta automáticos debido a que el riesgo de hurtos en el local puede aumentar.

Para resumir, todo negocio tiene un PDV es el lugar donde se ejecuta el intercambio de dinero por el producto o servicio deseado por el cliente. Para ese punto de venta existen múltiples complementos y configuraciones, desde una caja registradora, pasando por aparatos para aceptar pagos con tarjetas hasta módulos con lectora de código de barras y sistemas integrados con facturación electrónica y control de inventario.

Si bien es perfectamente posible llevar un negocio utilizando un cuaderno y una lata para depositar el dinero en efectivo, lo más inteligente para mantener el control y hacer crecer el negocio, es importante utilizar un sistema integrado que permita controlar todo el área de ventas, desde inventario hasta reportes, y que pueda estar conectado a la nube a través de internet, para que sea a prueba de todo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉