Supply chain: Pequeñas empresas aumentan apalancamiento

Puerto marítimo con contenedores de mercancía

A diferencia de las grandes compañías, no cuentan con el dinero y la escala para contratar sus propios buques

Un número cada vez mayor de pequeñas empresas que sobrevivieron a la debacle de la pandemia dicen que ahora están en peligro debido al calentamiento de la economía, puesto que a diferencia de las grandes firmas mundiales, no cuentan con el dinero y la escala necesaria para contratar sus propios buques de carga o derivar los crecientes gastos, lo que les obliga a buscar rescates privados, reporta Bloomberg.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Por ejemplo, Casper Sleep, aceptó una compra a precio de saldo junto con un costoso préstamo puente; Armstrong Flooring, se tambalea por un aumento de los costos del 21%, espera no respetar su acuerdo de préstamo, circunstancia que ya ha alcanzado a TPI Composites, que obtuvo dinero en efectivo de los especialistas en deuda dificultosa para mantener su negocio de palas de turbinas eólicas a flote.

Lisa Donahue, codirector mundial de reestructuración en AlixPartners, dijo que al aumento del apalancamiento ocasionado por el Covid-19 » se añade la tensión en la cadena de suministro, junto con la inflación – que hace que sea realmente complicado», dijo. «Si tienes un alto apalancamiento y otros costos fijos para empezar, te vas a encontrar con que te empujan mucho más al límite».

Aterian, que vende productos de consumo que van desde cafeteras a sillas de oficina a través de internet, tuvo que entregar a los prestamistas una participación en el capital tras incumplir el pago de una deuda. La causa fue el aumento drástico de las tarifas de transporte marítimo, cuyos precios se dispararon hasta los US$20.000 por contenedor en julio, frente a los 3.000 o 4.000 dólares que costaban antes de la pandemia, dijo en una entrevista el consejero delegado, Yaniv Sarig.

«Eso es mucho dinero para una empresa como nosotros», dijo Sarig. «Así que cuando nos dimos cuenta de que eso ocurría, tuvimos que tomar algunas decisiones muy duras». Esto incluyó dar unos 9,3 millones de acciones a su prestamista, High Trail Investments, con un descuento de alrededor del 20%. Todavía hay US$25 millones de deuda pendiente; la empresa dice que ahora está cumpliendo todos los términos de sus préstamos y que lo peor ha pasado.

Las empresas que advierten de la extinción financiera destacan porque quedan muy pocas otras situaciones de angustia tras más de un año de crédito fácil y rescates federales para suavizar la pandemia. Bloomberg Intelligence calcula que los bonos en dificultades en circulación suman sólo US$27.200 millones, la segunda cantidad más baja de los últimos 14 años. En un momento de la pandemia, el recuento de toda la deuda en dificultades se acercaba al billón de dólares.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉