Supply chain; Amazon sufre con la crisis global de suministros

Ralentiza sus previsiones de cara al cuarto trimestre del año

Amazon ha aumentado sus cifras interanuales de ventas y beneficios en los nueve primeros meses del año. Sin embargo, la crisis global de suministros comienza a dejarse notar en la compañía fundada por Jeff Bezos, con un incremento de costes que le ha obligado a paralizar algunos proyectos y ralentizar sus previsiones para finales de año.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La empresa ha facturado un 27,6% más en los nueve primeros meses del año en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, hasta alcanzar los 332.410 millones de dólares (285.643 millones de euros). Asimismo, ha obtenido un beneficio neto de 19.041 millones de dólares (16.362 millones de euros), lo que supone un incremento del 35% respecto del mismo periodo de 2020.

En concreto, los ingresos por productos se han elevado un 17,6% entre enero y septiembre, hasta los 170.371 millones de dólares (146.401 millones de euros), mientras que el negocio de servicios de Amazon ha facturado 162.039 millones de dólares (139.242 millones de euros), un 40% más.

Andy Jassy: “Tendremos varios miles de millones de dólares en costes adicionales en el negocio de Consumo durante el cuarto trimestre”

Por regiones, las ventas en Norteamérica han totalizado 197.473 millones de dólares (169.690 millones de euros), lo que equivale a un incremento del 22,7% en un año, al tiempo que los ingresos internacionales han alcanzado los 90.515 millones de dólares (77.780 millones de euros), un 38,7% más. Por su parte, la facturación de AWS se ha incrementado un 36%, hasta los 44.422 millones de dólares (38.172 millones de euros).

En lo referido al tercer trimestre, el gigante de comercio electrónico ha obtenido unas ventas netas de 110.812 millones de dólares (95.222 millones de euros), un 15,2% más, mientras que el beneficio neto se ha situado en 3.156 millones de dólares (2.712 millones de euros), lo que representa un retroceso del 50,1%.

Por ello Amazon ha enfriado sus previsiones de cara al último trimestre del año por los mayores costes a consecuencia de los problemas de suministro y la escasez de mano de obra que ha impulsado al alza los salarios. “Será costoso para nosotros a corto plazo”, ha reconocido el CEO de Amazon, Andy Jassy.

El directivo explica que la compañía prevé incurrir en varios miles de millones de dólares en costes adicionales en el negocio de Consumo durante el cuarto trimestre, “a medida que abordamos la escasez de mano de obra, el aumento de los costes salariales, los problemas de la cadena de suministro global y el aumento de los costes de flete y envío, mientras hacemos todo lo que sea necesario para minimizar el impacto en los clientes y socios de ventas en esta temporada navideña”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉