Rouje multiplica sus proyectos: acelera en retail, lanza su skincare y colabora con Damart

Según publica el portal Fashionnetwork.com la agenda de Jeanne Damas está repleta de planes para el próximo año. La “it-girl” embajadora del estilo parisino, que fundó Rouje en 2016 de la mano del empresario y consejero delegado Jérôme Basselier, quiere seguir explorando el potencial de la marca creada a su propia imagen. La firma, que el pasado mes de mayo apostó por su categoría de maquillaje “Les filles en Rouje”, dotándola de una identidad diferenciada, incrementa sus proyectos con el objetivo de consolidar una oferta completa y diversa, además de extender su presencia física a nivel internacional.

“Me apasiona trabajar en colaboraciones, especialmente de la mano de marcas históricas con las que conservar el patrimonio francés. Para mí, esta alianza con Damart es algo casi íntimo y nostálgico. Mi madre, mi hermana y yo siempre hemos llevado modelos de la marca. Tenía ganas de modernizarlos y proponerlos con Rouje, ya que encajan perfectamente con nuestra imagen y pueden combinarse fácilmente con nuestros chalecos o vaqueros”, explica a FashionNetwork.com Jeanne Damas, luciendo el modelo “Paulette” en color blanco bajo una voluptuosa chaqueta de punto gris. Y celebra el carácter funcional de la línea: “Es realmente interesante poder vestirse con prendas bonitas, sensuales y que mantengan el calor”.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La firma  apostó por su categoría de maquillaje

El resultado de la cápsula descrita como “alianza intergeneracional” estará disponible a partir del próximo 28 de enero y se compone de 3 modelos inspirados en los archivos de Damart: una camiseta de manga corta, otra de manga larga y encaje en el escote y un vestido corto.

Elaboradas en el característico punto pointelle Thermolactyl de Damart, cada una de las prendas de estilo retro se declina en un par de colores, del blanco al negro clásicos a un delicado rosa empolvado. A la venta tanto en las webs de ambas marcas como en los puntos de venta físicos de Rouje, el precio de las prendas va desde 50 euros el modelo “Monique” hasta 85 euros el vestido ajustado “Gisele”.

“Cuando Jeanne se puso en contacto con nosotros y nos explicó su relación con Damart, quisimos conocerla inmediatamente. Fue un flechazo recíproco, a pesar de la diferencia de edad entre nuestras dos marcas”, explica Emilie Vermersch, directora de la oferta de la compañía francesa nacida en 1953 y especializada en tejidos inteligentes.

“Nuestros universos han dado fruto a una cápsula delicada, al tiempo que femenina y sensual, que se puede llevar como una segunda piel”, afirma la responsable de la empresa, que presume de una red de 150 tiendas en Europa (93 de ellas en Francia) y 600 puntos de venta en todo el mundo.

No obstante, la cápsula invernal no es la única novedad en los planes de Rouje. Hace tan solo unas semanas, la marca parisina puso en marcha un nuevo espacio físico en la capital francesa. Situado en el número 16 de la rue de Turenne del IVème arrondissement, anteriormente ocupado por Swildens, la marca fundada por el CEO de Rouje hace más de 2 décadas.

En un primer momento dedicada a las colecciones de maquillaje y denim, la tienda evolucionará de la mano de las colecciones de la marca. “Queremos que el espacio vaya cambiando en función de nuestro humor y de nuestras ideas, que evolucione como una galería de arte”, asegura la directora artística sobre el concepto de carácter efímero que pretende reinventarse cada temporada.

Nuevas tiendas en Nueva York y París XVIème

“No vamos a crecer por todas partes, pero nuestro objetivo a medio plazo es abrir flagships en cada país importante para la marca”, asegura Jeanne Damas, desvelando que Rouje prepara la instalación de su primera tienda en Nueva York que, probablemente, subirá la persiana el próximo verano. Además, la firma parisina se encuentra en búsqueda activa de su primer espacio permanente en Londres.

Más allá de su recién estrenada boutique de Le Marais, Rouje comercializa sus colecciones en París a través de sus puntos de venta en La Samaritaine, donde también presenta su oferta de cosméticos, y Le Bon Marché.

Asimismo, la marca opera con una tienda propia en el número 11 de la Rue Bachaumont, vía en la que también se encuentra su restaurante y sede, recientemente ampliada a 3 plantas. Según desvela la fundadora, el próximo mes de marzo, Rouje abrirá su tercera boutique en la ciudad, concretamente en el selecto XVIème arrondissement. La ubicación exacta aún no ha sido confirmada.

Diversificación: del maquillaje al skincare

En lo relativo a su oferta, la marca prepara un “enorme lanzamiento” que verá la luz el próximo febrero. La firma, que presentó sus primeros productos de maquillaje a finales de 2018, proseguirá su diversificación completando la oferta de su división de belleza “Les filles en Rouje” con su primera línea de skincare. Compuesta de cremas de origen 100 % natural, la propuesta ha necesitado de 2 años y medio de desarrollo.

“Hemos trabajado con los mejores. La belleza y los cosméticos ocupan cada vez más espacio. La moda es diferente, pero la belleza nos permite expresarnos mucho mas y tener mayor libertad de palabra”, concluye Jeanne Damas, anticipando que el lanzamiento estará acompañado de “muchísimas sorpresas”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉