La ‘tasa Amazon’ llega a España

Amazon eliminará más puestos de trabajo en 2023

Según publica el portal Revista Inforetail la llamada ‘tasa Amazon’, aplicada al reparto de mercancías adquiridas por internet bajo la premisa de la entrega a domicilio, llega a España. Concretamente, a Barcelona, que será la primera ciudad del país en implantarla a partir de marzo de 2023.

Tras más de tres años estudiando la pertinencia o no de su implantación, la tasa gravará, finalmente, el uso del espacio público, cuando sea empleado para realizar entregas, de grandes operadores postales como Amazon, DHL, UPS, Seur, MRW o Correos Express, hasta un total de 26 compañías en la ciudad.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La ‘tasa Amazon’ llega a España

De hecho, la tasa -impulsada por el gobierno de coalición (Barcelona en comú y PSC), con el apoyo de ERC- se aplicará sólo a aquellos operadores postales con una facturación anual superior a un millón de euros obtenidos por entregas en los destinos finales indicados por los consumidores de Barcelona. Igualmente, también están exentas de tributación las distribuciones efectuadas en el marco del servicio de transporte de mercancías que no intervengan en el mercado como operadores postales. Por ejemplo, si un establecimiento de la ciudad tiene una flota de vehículos para entregar a domicilio los productos que los ciudadanos hayan podido adquirir presencialmente o bien a través de su página web.

Distribuciones realizadas en los comercios de la ciudad

Tampoco tendrán que pagar la tasa las distribuciones realizadas en los comercios de la ciudad con el fin de ser comercializadas en fase minorista (Business to Business), como la distribución de las bebidas en un restaurante, las distribuciones realizadas sin utilizar ningún vehículo, ni las distribuciones efectuadas en un punto de recogida que esté incluido en el registro de puntos de recogida que creará el Ayuntamiento de Barcelona y que se actualizará anualmente.

La cuantía de la tasa se fija en función de un porcentaje sobre los ingresos brutos facturados por la empresa, descontadas las operaciones excluidas de tributación. El importe a satisfacer por el conjunto de operadoras no podrá superar el límite fijado para el aprovechamiento, cuantificado en 2,6 millones de euros.

En la ciudad de Barcelona

“En los últimos años, y debido en gran parte a las restricciones que comportó la pandemia de la Covid-19, el comercio electrónico ha ganado peso en la ciudad de Barcelona y esto ha comportado que grandes empresas de comercio electrónico estén haciendo gratuitamente un uso especial del dominio público para realizar la entrega de los paquetes que se compran a través de sus plataformas”, explica el Consistorio barcelonés.

Por ello, el Gobierno de Ada Colau ha considerado necesario desarrollar un instrumento fiscal que permita grabar ese uso especial del dominio público. “Al realizar entregas masivas a domicilios de la ciudad hacen un uso especial del dominio público, congestionan el espacio e incrementan la contaminación. Esto, además, genera un desequilibrio de la competencia con el comercio de proximidad”, añade el Ayuntamiento de la Ciudad Condal.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉