Bloqueo de Shanghai amenaza a la cadena de suministro global

contenedor-china-2

Los bloqueos impuestos por el peor brote de Covid en China han afectado la fabricación y pueden provocar retrasos y precios más altos en todo el mundo.

El bloqueo por coronavirus de Shanghái está obstruyendo lentamente las cadenas de suministro de China, ya que los retrasos afectan al puerto de contenedores más activo del mundo, donde el personal está enredado en una maraña de controles de Covid.

En el puerto de Shanghái, la falta de conductores y otros trabajadores significa que la entrada y salida de mercancías es cada vez más difícil.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los muelles están funcionando normalmente con un número de «un solo dígito» de embarcaciones esperando para atracar, dijo Shanghai International Port Group esta semana.

«Pero el hecho es que… debido a las restricciones impuestas a los conductores de camiones, realmente no está funcionando», dijo el viernes a la AFP Bettina Schoen-Behanzin, vicepresidenta del capítulo de Shanghái de la Cámara de Comercio de la UE.

«La cifra que escuché es que… los volúmenes semanales en el puerto de Shanghái se redujeron en un 40 por ciento. Eso es realmente enorme».

El centro financiero de China, Shanghai, hogar de empresas multinacionales y su puerto más activo, ha estado cerrado casi por completo durante una semana luego de un brote alimentado por la variante del virus Omicron.

Eso ha obligado a muchas empresas a detener la producción y retrasar nuevos proyectos, dijeron las fábricas a la AFP, mientras que las que aún operan luchan con la escasez de camioneros además de los onerosos permisos y los requisitos de prueba de Covid.

Beijing se ha negado a alejarse de su estricta estrategia de cero covid que ha protegido su sistema de salud pública durante la pandemia, pero a un costo económico creciente.

La escasez está comenzando a afectar la vasta economía de consumo de China, donde las plataformas de compras en línea como Taobao enfrentan demoras en las entregas, especialmente de productos importados.

Las restricciones de Covid en varias ciudades han obligado a las fábricas a encontrar nuevos proveedores.

Pero el impacto pronto también puede sentirse fuera de China si persisten los bloqueos.

Shanghái es el puerto de contenedores número uno del mundo, un punto central en la cadena de suministro global y una puerta de entrada clave para el comercio exterior.

Maneja alrededor del 17 por ciento del volumen total del puerto de China y envió 47 millones de TEU, la medida estándar para carga, que significa Unidad equivalente a veinte pies, en 2021.

Presión sobre las empresas

Los fabricantes chinos dicen que los bloqueos, sin importar cuán flexibles o específicos sean, aumentan la presión sobre su negocio.

«No hay muchos puestos que permitan trabajar desde casa», dijo Jason Lee, fundador del productor de sillas de ruedas Megalicht Tech, cuya fábrica en el área de Puxi en Shanghái suspendió la producción.

«La gente no puede ingresar a la fábrica… y debido a que nuestras materias primas provienen de otras provincias o ciudades, estas tampoco pueden ingresar a Shanghái», dijo.

Los economistas de Nomura estiman que 23 ciudades que representan el 22 por ciento del PIB de China han implementado cierres totales o parciales.

«Los costos de la estrategia cero-Covid aumentarán significativamente a medida que disminuyan sus beneficios, especialmente porque las exportaciones se ven afectadas por los bloqueos en curso», dijo a la AFP el economista jefe de Nomura para China, Lu Ting.

Eso desafiará el objetivo de crecimiento del PIB de Beijing para 2022 de alrededor del 5,5 por ciento, agregó.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉