Rediseñando la infraestructura logística urbana

el futuro de las empresas

La urgencia de rediseñar la infraestructura logística urbana. Es necesario primero conocer el panorama actual, donde muchos países latinoamericanos están atravesando por:

  • Crisis sociales, algunas de ellas, a raíz de las secuelas dejadas por la pandemia y el posterior confinamiento.
  • Demoras en la llegada de productos, debido a la escasez de espacios disponibles en los contenedores destinados para el transporte marítimo de los productos que provienen de Asia a Occidente.
  • El incremento del precio de los combustibles, por el conflicto Rusia y Ucrania lo cual encarece los fletes.

Por tal motivo, se hace indispensable contar con un plan de riesgo que pueda evaluar los escenarios posibles a los que se ve expuesta la empresa, evaluar tanto los factores internos como externos para saber cómo adelantarnos al impacto que puedan tener las situaciones coyunturales ajenas sobre los procesos, esto permitirá contar con los espacios de almacenes suficientes para mantener los stocks adecuados, en el caso se produzca un quiebre de abastecimiento, que pueda afectar los compromisos de entrega con el consumidor.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Infraestructura logística urbana

Durante los últimos años, estamos viviendo un crecimiento exponencial del ecommerce, pero debemos de tomar en cuenta que éste también implica un gran impacto en materia de sostenibilidad, siendo las emisiones de CO2 en el sector logístico uno de los puntos de mayor importancia en el sector.

Según el último informe de Statista, “el transporte de mercancía por camiones ha contribuido a la emisión de CO2 en un 22% a nivel global. Un aspecto que no solo aumenta por la compra en sí, sino también por el alza en las devoluciones, que no hace más que acrecentar el uso de plásticos para embalaje o más movilización en el transporte. En este sentido, es compromiso de todos, tanto de las empresas como de los consumidores, contribuir a la disminución de emisión de dióxido de carbono”.

La falta de un plan estratégico que nos permita diseñar y crear una red de City Hubs y de Urban Consolidation and Distribution Center en Latinoamérica, sería uno de los impedimentos para lograr una última milla sostenible.

Ahora bien, dicho todo lo anterior, es de suma urgencia hacerle frente a esta problemática, para lo cual es necesario armar mesas de trabajo entre el sector público, privado, académico, además de todos los sectores involucrados, que nos permita encontrar soluciones en el corto, mediano y largo plazo.

Plan estratégico

Buena parte del problema se da por la falta de asociaciones suficientemente representativas, que juntamente con el sector público, puedan crear una estrategia a largo plazo que permita encontrar soluciones a las ya colapsadas redes viales urbanas de muchas ciudades latinoamericanas.

Debemos de ser conscientes que la solución no parte simplemente por instalar city hubs por toda la ciudad, es necesario contar con un plan estratégico centrado en la sostenibilidad y el bienestar social, que involucre a todos los sectores desde inversionistas, fondos de inversión, empresas constructoras, real estate, entre otras, con la finalidad de promover las inversiones.

Partiendo de esa premisa, diseñar una infraestructura física logística capaz de ofrecerle al consumidor diferentes opciones como: entregas en punto, gestión de devoluciones, servicios y rangos de entrega por delivery debe formar parte de nuestra estrategia, si queremos adaptarnos a este nuevo consumidor, exigente y responsable con medio ambiente.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉