¿Por qué la tienda REI nos vuelve locos?

tienda REI

La primera vez que entré en una tienda REI fue como una patada agradable en el estómago. Era alucinante. Espectacular. Era aquello en lo que creía.

REI tiene 90 años de vida, y son unos crack contemporáneos. Obviados por los foros supraespecializados del retail, son unos artesanos de eso que muchos nos describen como eso que no significa nada que es “tienda experiencial”. REI son simplemente tiendas, ni phygital, ni experienciales, ni todos esos palabros que en verdad no significan nada. REI son tiendas hogar para los que aman lo que REI vende. Tan sencillo como eso. No les hace falta eslóganes.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Un poco de historia de tienda REI

REI empezó en Seattle hace casi 90 años, en modo cooperativa, y ya en los 70 era una marca de culto para escaladores y mochileros. Sus tiendas son barbaridades policrómicas, de todo menos gris y estándar. Brutales, elegantes, sorprendentes, definitivamente diferentes. Nacidas, no desde mentalidades obtusas y ya antiguas de distribuidores con la mente siempre en el producto y en el precio, sino desde esa mentalidad de ese retail que está convencido que son iguales que los clientes que visitan sus tiendas, que son de los suyos, de su tribu, que la cosa no va de vender sino de convencer y ayudar. Sus tiendas están vertebradas en torno a la gente que ama lo que allí se vende, y con catecismos invisibles, pero presentes, basados en inspurar inspirar, educar y equipar a sus miembros para una vida de aventuras al aire libre. Tiendas con versiones de montañas considerables para que puedas escalar, o con chimeas hechas de roca donde brama el fuego. Meter una montaña dentro de una tienda, solo se le puede ocurrir a locos maravillosos.

Y ya si eran pocas las razones por las que flipamos con REI y los tenemos en la lista de retailers favoritos, aunque los foros supraespecializados tengan a bien ignorarlos, debes saber que en el Black Friday de 2015, REI cerró todas sus tiendas, detuvo el procesamiento de pedidos en su sitio web y dio a todos los empleados un día libre pagado. Y eso que el Black Friday era uno de sus días de mayores ventas anuales. Pero nos dejaron a todos boquiabiertos cuando dijeron “hasta aquí hemos llegado. Esto no va con lo que somos y pretendemos ser”, y lanzaron la campaña de marketing OptOutside, instando a las personas a pasar su tiempo al aire libre.  No sé si lo sabes, pero REI fue el primer gran retailers en renunciar al Black Friday.

REI. Tiendas donde van los que aman las cosas que se venden en esas tiendas.

Fuente: linkedin.com


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉