¿Por qué Elon Musk se obsesionó con Twitter?

Se suspende la compra de Twitter por Elon Musk

“Negocios son negocios”, indica el refrán, pero ¿por qué Elon Musk decidió con tanto ahínco comprar Twitter?

Sus respuestas han sido políticamente correctas: “La libertad de expresión es la base de una democracia que funciona y Twitter es la plaza pública digital donde se debaten los temas vitales para el futuro de la humanidad”. Esta compra tendrá muchas implicancias, por ejemplo, el plan de retirarlo de la bolsa, eliminar las cuentas de bots y hacer que sus algoritmos sean transparentes para así aumentar la confianza del público, ha dicho. Pero si vamos un poco más allá, podemos aventurar algunas razones más profundas del por qué.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Negocios potenciales: con 1.3 billones de cuentas inscritas, pero sólo 330 millones de cuentas activas, Twitter no está ni cerca de la red social más grande del mundo (Facebook). Por lo mismo es que tiene un potencial de crecimiento enorme (trabajando para que todos los inscritos se transformen en activos).

Foco en la influencia: a diferencia de otras RRSS, Twitter es contingencia social, es política, es opinión y discusión; es donde los líderes del mundo comunican sus pensamientos, posiciones y planes. Sin lugar a duda, es el medio de comunicación de los personajes más poderosos del mundo, lo que la configura, probablemente, como la plataforma ‘más influyente’ de la actualidad y el devenir.

Controlada y controlable: al tener intenciones de sacarla de la bolsa, el control de Twitter pasará a una mano, lo que hace que Musk no solo sea la persona más rica del mundo, sino que también lo convertirá en un poderoso entre los poderosos: el que controla la comunicación de los que controlan el mundo.

Visión ideológica: su mensaje como guardián de la “libertad de expresión” habla claramente de una ideología, pero más allá de ella, demuestra la visión de Musk al entender que en una Aldea Global como la que vivimos, la comunicación (y por tanto los medios de comunicación de alcance mundial) son claves para transmitir visiones de la sociedad. Quien ideológicamente controla un medio como Twitter, puede dirigir los mensajes.

Proyección política: ¿Y por qué no? Elon Musk es un hombre joven (50 años) con una mirada aún más joven; que rompe esquemas, que impulsa la electromovilidad, que surca los espacios, que controla los pagos en línea y que desarrolla la inteligencia artificial, entre otras cosas. ¿Qué le impide ser, el día de mañana, un líder político? Por lo pronto tiene tres ciudadanías, grandes éxitos demostrables y muchas ideas que comunica… y otras que hay que leer entre líneas…

 

Por Juan Claudio Edwards, Socio líder de Addval Branding


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉