La realidad aumentada y la realidad virtual en la industria 5.0

Christian Struve

Por Christian Struve, CEO fundador de Fracttal

La tecnología ha avanzado a niveles impensados en el último tiempo, sin importar el rubro o el área. Su capacidad transformadora ha cambiado los parámetros tal como los habíamos conocido y, el sector industrial, no ha estado exento de estos cambios. Hoy, por ejemplo, es normal ver un trabajo colaborativo entre máquinas y humanos y han surgido nuevos conceptos tales como mantenimiento inteligente o mantenimiento proactivo, enfocados precisamente en lograr una mayor eficiencia, a través de las garantías y facilidades que entregan las nuevas herramientas digitales.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Dentro de estos avances, también es importante destacar lo que se conoce como mantenimiento con realidad aumentada y realidad virtual, que son nuevos mecanismos que las empresas están utilizando para obtener el máximo provecho de sus activos. Y aunque les pueda llamar la atención fue el mundo de los videojuegos el que llegó para revolucionar el mantenimiento industrial gracias a su tecnología.

De hecho, según varios estudios, se espera una inversión de 2.2 billones de dólares para las tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada, sobre todo aquellas orientadas a cascos y lentes virtuales. En un futuro cercano, ya no será extraño ver a los técnicos de mantenimiento en fábricas con estos implementos que, normalmente, se verían en un contexto distinto de entretenimiento.

Por otro lado, la posibilidad de estar inmersos en lo virtual -hablo de lo que se conoce como mundos simulados- trae consigo un sinfín de nuevas ventajas. Entre lo más destacable es la opción de entrenamiento para situaciones de riesgo o de emergencia, las que serían imposibles de realizar de otra manera o bien, su eventual simulación, costaría grandes cantidades de dinero y de tiempo.

Con esta nueva tecnología será posible, por ejemplo, entrenar a técnicos especializados para que sepan cómo reaccionar ante explosiones o fugas de fluidos químicos. Y también se podrán entrenar a nuevos pilotos de aviones o incluso de naves espaciales, llevándolos a una realidad virtual que se confunde con lo real.

Dependiendo de la calidad del 3D y del sonido ambiente, la experiencia durante la inmersión digital podría ser tan auténtica que aquellos que participan de este tipo de simulación serán capaces de recordar realmente los pasos a seguir ante distintos escenarios. Ya quedaron atrás los tiempos de presentaciones power point o videos institucionales poco efectivos.

Asimismo, las empresas más innovadoras ya cuentan con realidad aumentada en el sector industrial, están dando el paso a la incorporación de metadatos visuales y cualitativos. Ya es posible para ellas que todo el trabajo de monitoreo o de análisis -que incluye los tiempos de mantenimiento- se guardarán y subirán a la nube, abriendo la posibilidad de que otros también puedan acceder a esa información.

Lo importante siempre es, para aquellos que quieren estar a la vanguardia de los nuevos desafíos, adaptarse rápidamente y atreverse a la utilización de nuevas tecnologías que, en el corto plazo, harán la diferencia entre aquellos que dieron el paso y quiénes no. La industria 5.0. no espera a quienes no abrazan las soluciones tecnológicas.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉