La importancia de sintonizar con tus sentimientos en una empresa

Sebastian-Jaramillo-Bossi-CEO-KUICK

Por Sebastián Jaramillo Bossi, CEO de Kuick

Los cambios vertiginosos en el mundo actual no sólo se generan desde la tecnología, aunque pareciera. Paralelamente las personas van evolucionando y entendiendo que la calidad de vida empieza a ser una prioridad y no se está dispuesto a transar muchas veces solo por un mejor sueldo. Es aquí donde las empresas deben inventariarse y ver cómo mejorar los ambientes laborales.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Lo más importante para lograr velocidad en tu empresa es la cultura interna y el ítem número uno, que hará que tu compañía vaya rápido, es la continuidad y la disminución veloz de burocracia. Ello, se entenderá en que estamos en los albores de la era donde la inteligencia emocional se va a convertir en la necesidad más importante de cualquier organización.

Asimismo, las habilidades a través del crecimiento de la tecnología continuarán desarrollándose diariamente hasta ser algo imprescindible, pero sus capacidades emocionales para interactuar con otros se convertirán en una necesidad absoluta.

Lo importante es inventariar a tu empresa y auditar a cada uno de tus colaboradores, para darte cuenta que un colaborador hace a los otros pares miserables. Te tiene que dar lo mismo si es el mejor vendedor, el mejor programador o el gerente general de tu compañía, ya que el cáncer se propaga y así llega la burocracia (política) que provoca la falta de velocidad.

Tu compañía será mucho más lenta porque la gente está sentada debatiendo qué tan miserables son o se preocupan por tener reuniones con otras personas en un mundo donde la velocidad de lanzamiento de un producto y el cómo interactúas con tus clientes, nunca ha sido tan grande y vertiginoso.

Entonces, es primordial que todos los encargados de la empresa se pongan en sintonía con sus sentimientos y puedan deducir quienes son las famosas “manzanas podridas” de la compañía. Esto hará que puedan alivianar la carga y enfocarse en poner velocidad a la empresa, sobre todo si es una startup, que lo que menos poseen es tiempo y financiamiento para entrar en un círculo de ralentización que los llevará directo a la quiebra.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉