Karol Arriola: ¿Cómo apoyar la equidad de género y empoderamiento de las mujeres en nuestras organizaciones?

Mujer sonriendo con lentes posando para foto

Es común en nuestro país que durante una entrevista laboral a las mujeres nos pregunten por nuestros planes a futuro y entre ellos, la maternidad. Cuántos hijos tenemos, quién nos ayuda en casa y otros datos personales. ¿La razón? La empresa o el área de Talento Humano puede pensar que aquellos detalles juegan en contra en el desarrollo de nuestras capacidades y competencias laborales. A ello podrían sumarse algunos rubros o industrias conformados en su mayoría por la figura masculina, como los de construcción, seguridad y otros. En suma, es un panorama complicado para las mujeres y a su vez, un desafío para las organizaciones.

La ONU Mujeres señala que crear un mundo con mayor igualdad para las generaciones futuras es el reto más urgente de este ciclo. Entonces, para trabajar en esta tarea con estructuras o empresas un poco más tradicionales, es conveniente iniciar con un por qué. Hablemos con algunos resultados, por lo pronto, a nivel de empresa privada. Las mujeres son agentes económicos que generan prosperidad, empleo, innovación y por tanto, son un motor del desarrollo. Además, su incorporación significa la oportunidad de atraer y retener nuevos talentos, así como fomentar mejores equipos y decisiones.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Según el ranking PAR Latam 2020, el 58% de empresas en el Perú cuentan con políticas de equidad de género y solo el 21% tiene a una CEO mujer. Entonces, es conveniente detenerse a observar la brecha salarial, la discriminación, violencia y otros elementos presentes en nuestra localidad. Incluso, repensar aquellas prácticas en pro de una cultura equitativa de género.

La tarea puede ser complicada pero no imposible. Además, como en todo reto, en el camino siempre se va aprendiendo. Por ello, podría iniciarse con la elaboración de alternativas o mecanismos que fiscalicen aquellas prácticas que atenten contra el desarrollo femenino. En brindar una respuesta ante estas desigualdades y que, a su vez, sirvan de ejemplo en otras organizaciones. Así, podemos pensar en un ambiente laboral seguro que fomenta la productividad y a su vez, apertura la posibilidad de una mayor participación femenina en altos cargos. De ello que consideremos como los principales responsables a los líderes y el equipo de dirección de las compañías. Ellos le otorgan mayor legitimidad tanto en el cumplimiento de las políticas e iniciativas desde el planeamiento estratégico, así como en la mejora del clima laboral.

En Verisure creemos que un cargo no se define por el sexo del colaborador. Es decir, no realizamos distinciones porque consideramos que desde el proceso de reclutamiento buscamos ser transparentes y con ello, enfocarnos en las capacidades de nuestros candidatos. Evitamos realizar preguntas personales en torno a género, religión, política u otros porque confiamos en su potencial. Por eso, el pago y los incentivos son conforme al nivel de gestión que tienen. Nos enfocamos en impulsar otras políticas como, por ejemplo, crear una campaña de alto desempeño en la compañía.

Hoy queremos aprovechar esta fecha conmemorativa del Día de la mujer para recordarles a todos los peruanos que en Verisure tenemos una Bolsa de Trabajo y un equipo humano que los está esperando para brindarles el mejor clima laboral. Seguimos en nuestro compromiso por incorporar más acciones que reflejen nuestras políticas de diversidad e inclusión en todas sus formas. Además, buscamos fomentar en nuestro entorno buenas prácticas en la tarea de tomar acción para un panorama de igualdad. En Verisure los esperamos con una línea de carrera y sobre todo, un clima laboral equitativo que demuestra nuestro potencial como empresa dentro de la industria de la seguridad.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉