Felipe Machado: Un empresariado esperanzador

Pocas son las empresas que realmente ven el vínculo y el compromiso con los stakeholders como una relación virtuosa donde hay que velar por que las decisiones beneficien a todas las partes y a la sociedad en su conjunto. Es bien sabido que el paradigma tradicional del empresariado entiende que el rol de la empresa es priorizar la relación con los inversionistas y la maximización de utilidades.

Al plantear que las empresas tienen que comprometerse con sus principales stakeholders y con las prioridades de desarrollo social, la invitación parece querer dejar atrás una visión de la empresa principalmente centrada en los inversionistas y en la maximización de las utilidades, abriéndose al reconocimiento de que la empresa es una red de relaciones de interdependencia que no se debe solo a sus accionistas. El “capitalismo de los stakeholders” propone exactamente una comprensión de la empresa como una red de relaciones entre stakeholders que funciona como un sistema complejo de intercambio de bienes, servicios, información, tecnología, talento, influencia, confianza, dinero y otros recursos donde los beneficios de la empresa son optimizados en la medida en que convergen con las necesidades de sus principales stakeholders (incluyendo los accionistas).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Desde 2019, varias iniciativas a nivel mundial promueven el “capitalismo de los stakeholders”, una forma de entender el mercado que, por un lado, asume la interdependencia entre la empresa y sus trabajadores, proveedores, clientes y comunidad, y por otro, no concibe estas relaciones como un “juego de suma cero” donde lo que uno gana, el otro lo pierde.

Por otro lado, la crisis nos ha mostrado que las empresas no pueden ser exitosas en una sociedad fracasada. En este sentido, parece razonable que el empresariado se pregunte por el rol de la empresa en la sociedad y cómo ella puede contribuir a un desarrollo social más estable y equitativo.

La iniciativa “Compromiso Empresarial con Chile” impulsada en el último encuentro Enade, me parece esperanzadora, dado que es una señal de que el sector empresarial está reflexionando sobre su contribución a la sociedad. Esperemos que el trabajo de las comisiones y grupos de trabajo a cargo de bajar el Compromiso se lleve a cabo con seriedad y llegue a iniciativas, métricas y a un sistema que permita hacerle seguimiento a la performance de las empresas en los cuatro ejes planteados.

Banner_mallyretail-800x250

Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉