El supermercado del futuro, la fórmula correcta

Laureano Turienzo, CEO Retail News Trends

La obesidad es una pandemia.  Una pandemia menos televisada, pero a fin de cuentas una pandemia. Vivimos en un mundo de gordos, semigordos, anoréxicos, y luego los del medio.

2000 millones de personas obesas y con sobrepeso enfrentados al aumento de la discapacidad, la mortalidad, los costos de la atención médica, y a la baja en la productividad. Y luego está los mil millones de personas que se acuestan con hambre, pero eso merece otro post.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Según informes del Banco Mundial de febrero de 2020,  las enfermedades vinculadas con la obesidad se encuentran actualmente entre las tres principales causas de muerte en todo el mundo. Desde 1975, la obesidad ha aumentado a casi el triple y en la actualidad es responsable de 4 millones de muertes al año en todo el mundo según el informe  “Obesity: Health and Economic Consequences of an Impending Global Challenge”.

COVID ha causado 6 millones de muertes en dos años. La obesidad es la pandemia de esta década.

Somos una sociedad de alimentos azucarados y ultraprocesados, y a eso únele la merma en la actividad física y el aumento de los ingresos en muchos países (welcome to the medium class: money, happy and fat).

Imagina un supermercado que hiciera descuentos solo en función de lo saludable que fuera tu compra. ¿Lo ves viable?

¿Has entrado últimamente en algunos supermercados y te has dado cuenta de que es más grande el espacio dedicado a chocolatinas y bebidas azucaradas, que a las frutas? Sospecho que sí.

¿En esas estanterías colocadas en las líneas de caja para favorecer tu última compra, has visto fruta o chocolatinas?

¿Has visto más descuentos en los productos frescos, o en las bebidas alcohólicas o azucaradas?

La mayoría de los supermercados ordenan los planogramas y las ergonomías de sus tiendas en torno al producto, la oferta, y las posibilidades de venta (pensamiento en modo distribuidor), y no en torno a hábitos saludables de compra (pensamiento modo ecosistema que vigila por la vida saludable de sus clientes). Esta es la gran revolución pendiente del sector de los supermercados, muy por encima de metaversos, última millas, omnicanalidades y demás que nos enfatizan los foros, forum y estudios supraespecializados en retail. La revolución pendiente y prioritaria durante las próximas décadas es pasar de ser un supermercado en torno a la distribución de productos, precios y ofertas, a ser un supemercado en torno a la vigilancia de la salud de sus consumidores.

¿El supermercado del futuro? Es sencillo encontrar la que debería ser la respuesta correcta, no hace falta gastarse la pasta en grandes consultoras de facturas marcianas, simplemente acércate al mercado municipal más cercano a tu casa. Ahí observarás la fórmula correcta. O al menos, la casi correcta.

https://lnkd.in/dzd4_72


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉