Economía circular en la minería ¡Sí es posible!

Samuel Toro

Por Samuel Toro, Socio de Symnetics

La minería es la mayor industria económica del país y siempre tiene la presión de abaratar costos en su operación. El reporte del 1er semestre de 2022 del Observatorio de Costos que considera los principales elementos de gasto (Cash Cost o C1), aumentaron 28,8 centavos de dólar por libra de cobre.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Además, esta industria ha sido fuertemente cuestionada por el impacto negativo al medio ambiente e incluso a las comunidades. Por años las empresas mineras han invertido en nuevas tecnologías y actividades para revertir esta situación. También han explorado en nuevas fuentes de energías, como el hidrógeno verde.

¿Pero cuántas de estas acciones verdaderamente significan aportar a la economía circular? Las iniciativas de economía circular deben capturar valor e impactar positivamente en tres ámbitos: medio ambiente, sociedad (comunidad) y economía. Reducir la huella de carbono, así como aprovechar los recursos maximizando la eficiencia y operar con sostenibilidad, son algunas de las premisas de la economía circular.

Un buen ejemplo es lo que logró la empresa estatal Codelco, que en busca de hacer mejores inversiones para el proyecto de transformación de El Salvador (Rajo Inca) y disminuir Capex, decidió innovar y cambiar el paradigma en la adquisición de sus equipos. Este enfoque se había dado en mineras de menor tamaño, dado su estrechez en los costos, por lo que hacerlo en la mayor empresa de cobre del mundo e integrar al ecosistema, representaba un tremendo desafío.

Así surgió la idea de reconfigurar los camiones en desuso de la operación rajo de Chuquicamata, y darle nueva vida, sin necesidad de invertir en nueva maquinaria. Pero no sólo eso, sino que las licitaciones para hacer estas reparaciones fueron abiertas y enfocadas, tanto para proveedores internacionales como para los locales. Fue así como se empezó a alimentar un ecosistema regional con empresas que demostraron su capacidad para responder a los requerimientos de la minera estatal.

Como Symnetics tuvimos la gran oportunidad de apoyar en el diseño de la estrategia de gestión de activos 2018-2022 y acompañamos en la implementación de este proyecto. Un cambio de paradigma impensado hace unos años y que logró derribar mitos respecto de los proveedores locales, ahorrar costos y reutilizar recursos.

Este tipo de iniciativas significa un gran avance para la minería chilena apostando por una economía circular. Una visión innovadora que podría ser replicada por la industria minera nacional e internacional. Una práctica sostenible que no supone pérdida de rentabilidad, y que además maximiza las capacidades de su entorno.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉