Contratación de personas con discapacidad: consejos para empresas con voluntad inclusiva

Ximena Romero García, líder de Accesibilidad y persona con discapacidad visual

Por Fernando Waisman, socio de Nahual IT, y Ximena Romero García, líder de Accesibilidad y persona con discapacidad visual

 

Hay organizaciones que dicen ser accesibles. Sin embargo, las personas con discapacidad que quieren ser parte de ellas se encuentran allí con las mismas barreras que en el “mundo exterior”. Tiene que haber voluntad de ayudarlas en el camino laboral.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Si no hay accesibilidad, no hay inclusión. La accesibilidad, en el sentido amplio del término, es la puerta de acceso a la inclusión. Le permite a las personas con discapacidad poner realmente en práctica todo su potencial. Y, garantizarla, es siempre una decisión del management.

Muchas veces las personas con discapacidad no pueden acceder a ciertos lugares de trabajo, básicamente, porque no pueden ingresar, si tienen, por ejemplo, una discapacidad motriz. Tan simple como eso. En el caso de una persona que no ve, si el lector de pantalla no funciona correctamente no puede leer un texto. Ya se encuentran con la primera puerta cerrada.

Las empresas tienen que contratar trazando un plan previamente para esa persona con discapacidad. Sabiendo para qué tarea se la contrata, habiéndola capacitado y contando con las herramientas necesarias para que cumpla con su tarea.

Si bien es importante que las organizaciones se preparen para recibir a personas con discapacidad genuinamente, también quienes van en busca de esos empleos deben estar preparadas. Las personas con discapacidad deben conocer las herramientas de accesibilidad que harán posible desarrollar sus tareas.

La tecnología, de la mano de las llamadas tecnologías asistivas, es clave para incluir a personas con discapacidad en una organización. Un lector de pantalla, una herramienta de subtitulado, un mouse adaptado, permiten a las personas con discapacidad sortear muchas barreras.

Hay herramientas de accesibilidad que las aplicaciones ya desarrolladas ofrecen o aplicaciones que tienen configuraciones que las hacen compatibles con tecnologías asistivas. Por ejemplo, muchas plataformas de videoconferencias (como Google Meet o Zoom) tienen subtitulados para las personas sordas. Google cuenta con una configuración que la hace compatible con los lectores de pantallas para personas con discapacidad visual.

También es importante sumar accesibilidad al diseño de los proyectos o a la incorporación de un nuevo software para algún proceso. Garantizar que sea accesible no va a dejar a nadie afuera de una tarea o un proyecto.

La inclusión verdadera también supone evaluar el desempeño con la misma vara. Si se brindan herramientas de accesibilidad, si se garantizan condiciones justas para desempeñar una tarea, se debe poder esperar el mismo resultado.

Todas las personas, sin importar nuestra condición, tenemos derecho a un trabajo digno, que nos garantice el ingreso necesario para tener una vida digna, y poder mostrar nuestros talentos,habilidades, nuestro potencial.

Si uno no quiere, dos no pueden. Las empresas tienen que brindar las oportunidades de empleo y las personas, con discapacidad o no, deben aprovechar esas oportunidades.

Si bien recién empezamos el camino, ya hemos recorrido parte de él. Queremos que se fortalezca la inclusión de personas con discapacidad en el ámbito laboral y que las condiciones de empleabilidad sigan creciendo.

Por eso queremos ayudar a otras empresas a adquirir estas herramientas y estas capacidades, así como ayudar a que monitoreen si las condiciones actuales de la organización están dadas para contratar personas con discapacidad.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉