Comprometerse desde las organizaciones es elemental para combatir la corrupción

Macarena Blanc

Macarena Blanc – Compliance Officer de Adexus

Señor Director:


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Entre los múltiples desafíos que nos plantea el mundo moderno, uno que cobra relevancia al interior de las organizaciones corresponde a los esfuerzos que se realizan en el combate contra la corrupción.

Más allá de las responsabilidades penales asociadas a los delitos de este tipo, tales como el cohecho a empleado público nacional y extranjero y que se encuentra tipificado en el artículo 250 y 251 bis del Código Penal o la corrupción entre particulares (tipificado en los artículos 287 bis y 287 ter del párrafo 7 bis), este flagelo impide el crecimiento económico y debilita los trabajos que se ejecutan a favor del medio ambiente y los recursos naturales.

En ese sentido, se debe trabajar cada día para sensibilizar y hacer de los modelos de compliance, un sistema que sea vivido por cada colaborador de la compañía, más allá de los esfuerzos de organismos como Naciones Unidas que, a través de efemérides como el “Día Internacional contra la Corrupción”, que se realiza cada 9 de diciembre, buscan concientizar a la sociedad de los problemas que conllevan estas malas prácticas.

Desde el mundo privado debemos enfocar nuestros mayores esfuerzos para que en las organizaciones y bajo una administración y supervisión constante podamos mitigar o disminuir al mínimo posible la realización de este tipo de delitos que van en desmedro de una economía saludable en términos de transparencia, de libre competencia y de igualdad, ayudando así a un sano crecimiento no solo desde la empresa, sino también desde la sociedad.

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉