La robótica y el IOT irrumpen en la logística de la automoción

cerebro cibernetico inteligencia artificial

La robótica libera a los operarios de los trabajos más pesados y optimiza los que requieren una gran precisión.

La llegada de la digitalización, la robótica y la industria 4.0 al sector de la automoción ha revolucionado el trabajo diario en los almacenes, que han logrado automatizar diferentes tareas, sustituyendo a los operarios de los trabajos más pesados y mejorando la competitividad de las plantas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los robots móviles autónomos, o AMRs, se adaptan fácilmente a los procesos de producción y permiten gestionar de forma más eficiente los recursos y la comunicación entre las distintas áreas de la empresa. Son un claro ejemplo de cómo los robots pueden colaborar con los empleados para simplificar su trabajo, dicen desde Seat, que ha incorporado en 2021 los EffiBOT de Effidence en su planta de Martorell, Barcelona.

Se trata de una solución fácilmente escalable. En el caso del fabricante, ha incorporado dos en fase experimental, pero no descarta ampliar esta cantidad, pues el sistema ayuda a los empleados a evitar las cargas pesadas, pudiendo transportar hasta 250 kg en carga y 500 kg en arrastre.

La diferencia con un Vehículo de Guiado Automático, AGV, es que pueden reconocer su entorno y establecer su propia ruta, esquivando los obstáculos que encuentren en su camino.

La planta de Martorell cuenta también con unos 20 robots colaborativos, conocidos como cobots, que utiliza para colocar el ‘lettering’ a los modelos Ibiza y Arona.

El Big Data permite emitir alertas para prevenir las averías en las diferentes áreas de las plantas de automoción”.

Estos robots, que se caracterizan por su flexibilidad y su capacidad para colaborar activamente con los humanos, pueden marcar la diferencia en la cadena logística del sector de la automoción. Son fácilmente configurables, con plazos de amortización muy ajustados y permiten reducir los tiempos de producción o sustituir a los operarios en trabajos peligrosos o pesados.

La versatilidad de los ‘cobots’

PSA también los utiliza en su planta de Vigo para la fabricación del Citroën Berlingo o el Peugeot Partner, lo que le ha llevado a aumentar sustancialmente su eficiencia y productividad. Se utilizan para tareas como el control de calidad, o el atornillado o apilado de piezas.

A ello se añade el uso del Big Data para mejorar la eficiencia de los trabajos en el área de pintura a partir de un software que recoge datos como la temperatura de la cabina, atmósfera, humedad o datos de la propia pintura, para cruzarlos con los resultados de calidad de cada carrocería. El análisis de estos datos con Inteligencia Artificial permite identificar problemas y establecer los parámetros ideales del proceso productivo.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉