Tecnologías de Realidad Aumentada incrementan su aplicación en la logística

Hombre con lentes de realidad virtual, trabajando en taller

La Realidad Aumentada (RA) es un conjunto de tecnologías en crecimiento que se han visto impulsadas por la pandemia del COVID-19. Éstas permiten mediante un dispositivo superponer elementos virtuales e información gráfica sobre la visión de la realidad del usuario. Según un estudio realizado por Research and Market en 2021, el mercado total de la RA se valoró en US$14.700 millones en 2020 y se prevé que alcance los US$88.400 millones en 2026; se espera que crezca a una tasa interanual del 31,5% entre 2021 y 2026, reportó Ti.

Dentro de la logística, las empresas han utilizado cada vez más la RA en los últimos años, ya que tratan de hacer que las operaciones sean más eficientes y rentables. La RA, como las pantallas montadas en la cabeza del usuario y las gafas inteligentes, están apareciendo cada vez más en los centros de almacenamiento de las empresas de logística de terceros.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Estas herramientas de RA pueden proporcionar a los trabajadores información crucial, como las direcciones que deben tomar para llegar al artículo designado que se necesita, o el escaneo de códigos de barras sin necesidad de utilizar las manos para garantizar la precisión de la preparación de pedidos. La RA puede incluso ayudar a los técnicos de almacén a detectar, diagnosticar y resolver problemas con la maquinaria antes de que se produzca un fallo catastrófico.

Experiencias de aplicación

Dos ejemplos de utilización exitosa de la RA son Coca-Cola HBC y DHL. En su centro de distribución basado en Tesalónica, Grecia, Coca-Cola HBC ha utilizado la solución TeamViewer xPick que se ejecuta en las gafas inteligentes RealWear HMT-1 desde 2019. Éstas son utilizadas por los empleados del centro del almacenamiento de la empresa, que se utilizan junto con el sistema de producción SAP de Coca-Cola HBC y el sistema de gestión de centros de almacenamiento para entregar los datos de los pedidos a los clientes.

Después de dos meses de la implementación de esta tecnología, Coca-Cola HBC informó que el desempeño de picking (recogida y combinación de cargas no unitarias para conformar el pedido de un cliente) vio aumentos de aproximadamente 6-8% de precisión total; mientras que la precisión de picking con el uso de gafas inteligentes alcanzó el 99,9%.

Del mismo modo, DHL informó en 2022 de que había comenzado a utilizar gafas inteligentes AR en sus centros de almacenamiento. DHL bautizó el proceso como Vision Picking e informó de que había observado un aumento del 15% en la productividad y una mayor precisión. El piloto de Vision Picking tuvo lugar originalmente en un centro de almacenamiento de DHL en Países Bajos, antes de que DHL anunciara en 2020 que había estandarizado con éxito la solución a nivel internacional.

DHL no solo utiliza la RA para el Vision Picking. Otras funciones de las gafas inteligentes para DHL incluyen el diseño de infraestructuras logísticas y la formación inmersiva. Según DHL, la RA permite un diseño más eficiente de la infraestructura logística al permitir a los trabajadores simular la planificación de la disposición de la infraestructura y el funcionamiento del equipo a través de las operaciones logísticas de DHL, lo que ahorra costos al permitir la experimentación a través de la RA sin necesidad de gastar recursos adicionales en la creación de nuevos diseños.

Del mismo modo, la formación inmersiva en RA permite formar a los nuevos trabajadores para los sistemas de almacén de DHL, así como la formación práctica en el manejo de montacargas, sin interrumpir las operaciones del centro de almacenamiento real durante la formación, con el consecuente ahorro de costos.

A medida que los grandes proveedores siguen destinando grandes cantidades de dinero a la innovación y la tecnología, la RA tiene potencial para seguir transformando la forma en que se realizan las operaciones logísticas. Dado que el e-commerce sigue floreciendo y que los proveedores de servicios logísticos necesitan cada vez más implantar procesos automatizados para gestionar envíos más pequeños, entregas más rápidas y una combinación de referencias rápidas y lentas, es de esperar que el sector logístico siga implantando tecnologías como la RA a gran escala.

Sin embargo, estas tecnologías enfrentan a algunos desafíos, como la escasez de semiconductores que incrementa los costos de la electrónica, para observar su pleno potencial.

La RA tampoco es vista con muy buenos ojos por todos los proveedores; por ejemplo, en una encuesta realizada por JLL en 2021 por 720 expertos en logística sobre el futuro de la logística global, JLL encontró que otras tecnologías eran vistas como más probables de cambiar la logística global que la RA. Entre ellas: la automatización y la robótica, el internet de las cosas, el 5G y el transporte autónomo. El futuro de la RA no está claro, pero su potencial aún no se ha materializado del todo en la logística.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉