Por la inflación el canal tradicional se convirtió en uno de los preferidos de los consumidores latinoamericanos

  • El canal tradicional es el mercado que presenta mayor recuperación en América Latina, 47% de los consumidores lo consideran como su canal de compras destacado.
  • El incremento de precios en la región ha provocado que el 90% de los consumidores hayan ajustado sus hábitos de compra.
  • La inflación se ha convertido en el mayor desafío que deben superar las principales economías de Latinoamérica pues registra los niveles más altos de los últimos 15 años.
  • Colombia presentó una recuperación del 17.7% en las ventas de bienes de consumo. Sin embargo, el 42% de los comerciantes siente que vendió menos y el 86% declaró que tuvo que subir los precios en los últimos tres meses.

Bogotá, agosto 24 de 2022. – El canal tradicional se está consolidado como uno de los segmentos de preferencia de los consumidores latinoamericanos a la hora de hacer sus compras. Un estudio de NielsenIQ revela que, en lo corrido del año, el 47% de los usuarios de la región lo prefieren, debido principalmente a los cambios generados en las dinámicas de consumo por la caída significativa en la actividad económica, que lleva a que tomen decisiones de compra con extrema cautela y adapten su estilo de vida de acuerdo a sus necesidades.

En el segundo trimestre de 2022, la mayoría de los mercados de América Latina presentaron una recuperación en sus ventas de bienes de consumo, con un crecimiento del 14.5% respecto al trimestre anterior. Colombia estuvo por encima de la media, evidenciando un aumento del 17.7%, sin embargo, el 42% de los comerciantes siente que vendió menos y el 86% declaró que tuvo que subir los precios en los últimos tres meses.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El canal tradicional es el sector de mercado con mayor recuperación en comparación con los otros segmentos, representando 1 de cada 3 USD vendidos en la región, con base en este estudio.

“A pesar de que en 2020 el comercio tradicional perdió terreno por el impacto de la pandemia y las restricciones de movilidad, en 2022 la mayoría de los consumidores migraron hacia este canal generando un crecimiento de más del 20% respecto a 2021 e incluso superando los niveles prepandemia (más de 5.8% en el volumen vs 2019)”, explicó Ricardo Gutiérrez, Líder de Mercado de Retail de NielsenIQ para Colombia y Central LatAm.

Las bebidas, alimentos y productos de confitería son las categorías que impulsan el crecimiento del canal en la región. De hecho, en lo corrido del año han registrado un incremento en su valor del 39.1%, 29.4% y 13,9% respectivamente, esto debido a la priorización de artículos de alta rotación por parte del comerciante.

Con relación a los efectos de la inflación, el aumento de precios en la región ha provocado que el 90% de los consumidores cambien su comportamiento de compra. Bajo esta línea, el 41% de los usuarios dejó de adquirir determinados productos, el 28% prefiere hacerlo al por mayor, el 37% selecciona los precios más bajos y el 25% opta por las marcas blancas.

La inflación como el mayor desafío en la región  

De acuerdo con el estudio, la inflación registra los niveles más altos de los últimos 15 años en las principales economías de América Latina, convirtiéndose en el principal reto para la región. Para abril de 2022 el incremento de este indicador fue del 8.1%. Puntualmente para Colombia, en mayo de 2022 el país alcanzó una inflación del 9.1%, niveles que no se evidenciaban desde hace más de 20 años.

Bajo este panorama, el estudio indica que el 55% de los consumidores se sienten inseguros con la situación económica de la región, el 32% no cuenta con un nivel de ingresos estables para poder cubrir las necesidades del hogar y el 28% no cuenta con la estabilidad para poder cubrir sus gastos diarios.

En este sentido, los efectos inflacionarios han cambiado lo que los consumidores pretenden gastar, haciendo ajustes en sus hábitos y estilo de vida para economizar. De hecho, el 53% de ellos está cocinando más en casa, el 51% trata de minimizar gastos y el 47% está tomando medidas para ahorrar en servicios como el gas y la electricidad.

Así mismo, los latinos están previendo pagar más por el aumento del precio de la educación, los servicios públicos y los alimentos, reduciendo su gasto en áreas como la entrega de comida, las vacaciones y el ocio.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉