Este año hacer el super es más caro

  • En un año los alimentos de consumo diario se encarecieron cerca del 16%
  • Campañas promocionales agresivas, reduflación e impulso a las marcas propias son las estrategias del retail para lidiar con la inflación

Son tiempos complicados para los bolsillos de los mexicanos, con el continuo aumento de precios y el poder adquisitivo disminuyendo, cada día es un poco más difícil llegar a fin de mes.  A mediados de abril el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se elevó hasta 7.72% interanual, el nivel más alto de la inflación en las últimas 2 décadas y una tendencia que se mantendrá al alza hasta el tercer trimestre del año donde se prevé alcanzar los 8.5% anuales.

Ante esta coyuntura, la principal preocupación de los mexicanos es el encarecimiento de los alimentos que conforman la canasta básica, y no es para menos, ya que de acuerdo con el análisis de Tiendeo.mx, plataforma online de ofertas y promociones del comercio minorista, sobre la evolución de los precios de algunos productos de primera necesidad a lo largo de los 12 últimos meses en el ámbito nacional, hoy hacer las compras del súper es de media un 16% más caro que hace un año.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Continúa el aumento de precios en la canasta básica

Cuando parecía que la economía mundial empezaba a dar sus primeros pasos para recuperarse después de un periodo de 2 años de pandemia, la economía global se enfrenta a una nueva crisis generada por los un cambio en la demanda de los consumidores, el aumento del gasto público y la guerra en Ucrania, evento que ha provocado una intensificado la escalada de unos precios que ya se encontraban al alza.

Así, la invasión de Ucrania provocó una drástica subida en el precio en el aceite vegetal de hasta el 70% con respecto al año anterior causado por el miedo a la escasez de este producto. Otros productos afectados fueron la pasta con un incremento del 23%, o el pan blanco de caja que actualmente es un 19% más caro que en abril de 2021 donde tenía un costo promedio de $37 pesos y hoy su precio promedio ronda los $44 pesos.

Aunque en mucho menor medida, los cereales de hojuelas de maíz también aumentaron recientemente cerca del 7% debido a que Ucrania es uno de los principales exportadores de trigo y maíz aunado a las medidas de proteccionismo que algunos países implementaron restringiendo la exportación de estos cereales para garantizar el suministro a sus ciudadanos.

Tiendeo también confirma un incremento en los precios de la leche, el huevo y el arroz a nivel nacional. Hoy en el supermercado el litro de leche es un 12% más caro que hace un año, también la caja de huevo de 14 pzas que costaba $44.4 pesos en promedio, su precio actual es de $49 pesos un 10% por arriba. Así mismo, el paquete de arroz de 1kg que hace 12 meses valía $31.7 pesos ahora cuesta de media $34.3 pesos registrando una subida de precio del 8%.

Otro de los productos de consumo diario de los mexicanos que también se vieron afectados por el alza de precios en el último año fueron el café y el azúcar. De tal modo que si acudes al supermercado más cercano de tu hogar a comprar café soluble y un paquete de azúcar para despabilarte por la mañana te costará en promedio entre un 23% y un 14% respectivamente más que el año pasado.

Estrategias del retail frente a la inflación

Como consecuencia de la subida de precios en los productos básicos y frente a esta nueva coyuntura económica que tiene aires de recesión, retailers y marcas se preparan con campañas más agresivas. Así, el pasado mes de abril los supermercados incrementaron un 15% la cantidad de ofertas y promociones de los alimentos básicos con respecto al 2021.

Ante esta pérdida de valor adquisitivo donde el dinero de los consumidores cada día rinde menos, las marcas propias de las grandes cadenas de autoservicio hallaron la oportunidad para competir no solo con las marcas económicas, también con las premium ya que estos productos (principalmente alimentos esenciales como los cereales, el frijol o la leche) ofrecen un ahorro entre el 20% y el 40% comparado con el precio de las marcas más comerciales.

De acuerdo con Kantar México, la marca propia tiene una participación de 8% en el canal moderno. Es por ello que Tiendeo revela que en abril el 13% de los esfuerzos promocionales realizados por los supermercados estuvieron enfocados a impulsar los productos de sus marcas propias ya que al controlar los precios, el surtido de productos y la cobertura de la promoción pueden obtener mayores márgenes de ganancia, minimizar costos y ganarle a la inflación.

Otra estrategia de venta de la que se han valido marcas y retailers reconocidos para disimular el encarecimiento de la cesta de la compra es la reduflación, que básicamente consiste en reducir la cantidad habitual de un producto sin ajustar el precio de venta, un hecho que suele pasar inadvertido por los consumidores y que las empresas usan en épocas de crisis económicas para mantener sus márgenes o no disminuirlos sin la necesidad de incrementar los precios de los productos para retener a sus clientes.

La eficacia de esta táctica es tal que la plataforma identificó que el 30% de los productos de primera necesidad analizados en abril presentaron una disminución en su peso. La razón por la que los consumidores no suelen percatarse de que los productos que compran habitualmente tienen 25 gramos menos es porque en su afán de hacer rendir más el dinero se muestran más sensibles a las variaciones de precio que a otros factores.

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉