DoggieSnax, de tapas con el perro

DoggieSnax: De Tapas con Mi Perro es un proyecto empresarial que busca aumentar hasta el 15 % la facturación de los bares aprovechando que los dueños de perros están dispuestos a gastar más que un cliente normal siempre que puedan compartir su experiencia con su mascota.

Su impulsora es Helga Figueroa, una emprendedora valenciana cuyo proyecto ha sido uno de los ganadores de la quinta edición del programa de emprendimiento Gira Mujeres de Coca-Cola y que, según explica a Efe, intenta dar respuesta a un sector que ha crecido entre el 8 y el 11 % en los últimos años.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Figueroa, que ha participado en el foro «Mujer y emprendimiento» celebrado en la sede Adeit, Fundación Universidad-Empresa, en Valencia, señala que en la actualidad, el 74 % de la población en España tiene mascota, que en más de la mitad de los casos es un perro.

Según explica, lleva gestando el proyecto desde 2018, cuando a la entonces empresas de reforma que tenía «dejaron de llamarme para cambiar grifos y hacer cocinas y empezaron a hacerlo porque necesitaban ayuda con los perros».

Confiesa que desde el año 2000 su afición son los perros y en 2015 vio la oportunidad de ayudar a la gente a formarse en el adiestramiento de perros, por lo que decidió homologar un centro de formación para adiestradores y este año han empezado a importar los cursos.

A raíz de iniciar estos cursos y de organizar actividades lúdicas con perros para reducir su abandono surgió la idea de tapas con perros tras preguntarse ¿por qué en los bares no nos ponen una tapa para el perro igual que se la ponen al niño o a nosotros?

Queremos que los dos sectores, el de los perros, en pleno auge, y el de los bares, en crisis por culpa de la covid, se ayuden mutuamente

«Esto llama mucho la atención, aumenta el ticket medio del hostelero y ayuda a fomentar el inclusismo de los animales en los locales de hostelería«, subraya Helga Figueroa, que afirma que, al estar cómodos con sus mascotas los clientes «alargan el tiempo en el local y, por tanto, consumen más y se incrementa la facturación».

De esta forma, crearon un menú para perros, una carta donde el cliente elige una tapa o un plato combinado para su mascota, y aunque el pasado mes de abril lanzaron la prueba piloto el ocho restaurantes de Denia, posteriormente se han sumado locales de distintos puntos de España.

«Queremos que los dos sectores, el de los perros, en pleno auge, y el de los bares, en crisis por culpa de la covid, se ayuden mutuamente», afirma Helga Figueroa, que añade que las personas con perros quieren poder viajar con ellos e ir a bares, mientras que «la hostelería quiere incrementar el consumo».

De hecho, explica, un estudio de la Universidad de Córdoba indica que las personas con mascota están dispuestas a gastar hasta el 15 % más si van con ella.

«No solo es la tapa que consumen, sino que por el hecho de que, como estoy a gusto tapeando con mi perro, pido más yo», señala.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉