¿Cómo hacer eficiente el ‘upskilling’ y el ‘reskilling’ en las empresas?

  • El upskillingbusca que los colaboradores aprendan nuevas competencias y optimicen su desempeño; mientras que el reskilling los forma para asumir un nuevo puesto en la empresa.

Un estudio de Real Time Management en 2021, aplicado a directivos peruanos, precisaba que el 49% de sus empresas venían desarrollando un proceso de transformación digital, más allá del tamaño y la envergadura de los mismos. Este objetivo, que busca el afianzamiento y la eficiencia de procesos, tiene un “precio” para las empresas e impacta en la vida de los colaboradores.

La adopción de nuevas tecnologías al interior de organizaciones sirve para solucionar una serie de problemas, optimizar procesos y obtener buenos resultados. Sin embargo, su implementación visibiliza muchas brechas en las capacidades de los equipos de trabajo. No solo se incorporan nuevos miembros, sino que se consolidan desempeños de colaboradores (proceso conocido como ‘upskilling’) o se “reciclan – cambian” de posiciones (‘reskilling’).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Un estudio de EY, para Perú, publicado en 2021, reportó que solo el 21% de empresas cuenta con capacidades necesarias para emprender una transformación digital en su sector. Esta realidad involucra que las empresas desarrollen nuevos procesos con el talento humano (‘new skilling’), lo que se fundamenta no solo en incorporar nuevas habilidades, sino en entender que se requiere de un aprendizaje continuo (‘lifelong learning’) en el desarrollo del personal.

Giancarlo Ameghino, Gerente de Gestión y Desarrollo Humano del Grupo Crosland, considera que mientras el ‘upskilling’ busca enseñar a un trabajador nuevas competencias para optimizar su desempeño, generando colaboradores más especializados; el ‘reskilling’ busca formar a un empleado para adaptarlo a un nuevo puesto en la empresa, haciéndolo más versátil.

¿Cómo podemos desarrollar estos modelos en nuestras organizaciones? El especialista brinda estas recomendaciones:

  1. Analizar las necesidades del negocio, sistematizarlas y priorizarlas, para saber qué nuevos puestos de trabajo y habilidades necesita satisfacer la empresa.
  2. Establecer una evaluación integralde las habilidades de los colaboradores para, de acuerdo con las necesidades del negocio, determinar quién necesita ‘upskilling’ y quién ‘reskilling’.
  3. Diseñar e implementar un sistema de formacióncon diferentes perfiles, facilitando el training. Este debe apostar por nuevas formas de aprendizaje y sistematización del conocimiento, así como emplear distintas herramientas digitales y horarios favorables, preferiblemente durante la jornada laboral.
  4. Realizar una evaluación continuapara determinar el nivel de progreso y analizar la respuesta de los empleados. Es clave implicar a supervisores y a líderes de los equipos en este proceso, así como prepararlos para realizar evaluaciones objetivas y planes de mejora prácticos.

Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉