¿Cómo elaborar un modelo de negocio innovador?

equipo innovación

Según pública rrhhdigital:

Que una empresa tenga éxito, crezca dentro de su sector, depende muchos factores. Desde el tipo de producto o servicio que ofrezca hasta la situación de sus competidores. Entre ambos elementos, otros muchos más como la misma gestión de la compañía; el saber hacer de sus empleados; la relación con los clientes; las tendencias del sector y cómo saber adaptarse a la consiguiente evolución del mercado.  

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Factores todos ellos que están muy asociados a la empresa, aunque también existen otras variables de carácter incontrolable como, por ejemplo, la situación económico mundial. El vértice de todas estas características se encuentra en cómo se elabora ese modelo de negocio y que, actualmente en un mundo globalizado, pasa inexorablemente por la colaboración (si se externaliza) con una agencia ecommerce.

El mundo digital ofrece muchas fuentes de crecimiento a toda empresa, siempre y cuando se vayan dando los pasos adecuados. Enumerados todos estos factores queda una puntualización final acerca de aquello que consigue diferenciar a unas compañías de otras. ¿Lo conocen? La respuesta es sencilla: elaborar un tipo de negocio que sea innovador, que verdaderamente posicione a esa empresa por encima del resto. No hace falta inventar nada, que no está de más, sino más bien en ofrecer algo que sea diferenciador en comparación al resto de competidores del sector en el que se trabaja.

Antes de emprender acciones digitales en colaboración con alguna agencia para tiendas online, conviene conocer qué es un modelo de negocio, aspecto básico para conocer el camino que debe escogerse como vía hacia el desarrollo empresarial y, en consecuencia, con la obtención de una cuenta de resultados favorable.

A la hora de establecer un modelo de negocio, y esto afecta también al ámbito digital deben responderse las siguientes preguntas: ¿qué tipo de producto y servicio se va a ofrecer a los usuarios?; ¿qué ámbito geográfico se abarcará? (local, nacional o internacional); ¿a qué tipo de usuarios nos vamos a dirigir? (no es lo mismo un público joven que mayor); ¿y cómo vamos a conseguir impulsar el negocio? (acciones a desarrollar).

Toda vez que tengamos claras estas preguntas, el siguiente paso es contratar una agencia ecommerce (salvo que dispongamos de especialistas en estos ámbitos del negocio) y siendo más concretos una agencia de tiendas online, puesto que este tipo de asociación nos resultará muy favorable en nuestros deseos de hacer realidad ese modelo de negocio innovador.

Y aquí es cuando debemos conocer cómo estos profesionales digitales harán realidad el término innovador. En cuanto entramos en un navegador, a buen seguro que encontraremos múltiples empresas con servicios y productos similares a los nuestros. Saber diferenciarnos de ellos será clave, será el elemento fundamental que permitirá tomar distancia respecto a esos competidores. Ese trabajo será propio de esa agencia digital.  

Aparte de trabajar en aspectos fundamentales como el SEO (posicionamiento del negocio en internet), habrá que crear un portal ecommerce con los básicos: productos con fotos y descripciones óptimas; información completa sobre plazos de entrega (que deberán hacerse realidad); sobre los métodos de pago (ya no sólo es necesario las tarjetas, sino el bizum); un servicio de atención al cliente que siempre esté operativo y diferentes acciones promocionales que sirvan para conservar a los clientes fieles y captar a los nuevos clientes.

Trabajo en equipo

Estas recomendaciones son necesarias de incluir en los modelos de negocio de cualquier empresa que desee emprender digitalmente. Entonces, ¿cómo innovar en ese modelo de negocio? La respuesta es desconocida; es decir, no hay recetas mágicas ni consejos básicos. Alcanzar ese estado de innovador depende de cada negocio y sector. No todos funcionan igual.  

Por consiguiente, todo dependerá de ese elemento de imaginación que puedan tener los especialistas contratados o los mismos dirigentes de la empresa. Es decir, será siempre necesario trabajar en equipo y tener capacidad de adaptación según las circunstancias externas. La prueba y error será una constante, como también el adaptarse a los biorritmos del sector en el que estemos ubicados.

Otro aspecto clave será realizar un concienzudo estudio de mercado, conociendo qué necesita el usuario, que ofrecen los competidores y qué tenemos nosotros como empresa. Todo ello bien mezclado quizá ofrezca una respuesta acerca de sorprender al resto de empresas y captar al usuario. Encontrar ese nicho y ser los primeros desembocará en ser innovador. De esta manera es como nacen muchas startups que ofrecen servicios o productos nunca antes vistos. No daremos ejemplos ni nombres, pero a buen seguro que si hacen memoria conocerán algunas que consiguen mejorar la calidad de vida de los usuarios.

Al final, este es otro objetivo que ayuda a obtener unos ingresos y ser una empresa con clara expansión. Y lo digital, y las ventas, ahora predominan y aquel negocio que no busque estos modelos de negocio estará abocado a su desaparición. Y lo mismo sucede si no se hacen buenos planes de negocio o se readaptan. Y un último consejo: mucha paciencia.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉