Los locales en Quito continúan suspendidos por las protestas

actividad comercial

Durante los 13 días de las manifestaciones en contra del Gobierno Nacional el Centro Histórico de Quito permanece vallado y con resguardo militar y policial.  Los locales del Casco Colonial continúan cerrados.

A tempranas horas de este sábado 25 de junio del 2022, ciudadanos se movilizaron al Centro de la capital para adquirir alimentos, otros se congregaron en las calles cercanas a la plaza de Santo Domingo para vender sus productos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En un recorrido realizado por este Diario en el perímetro de la Plaza Grande se constató el cierre de locales comerciales. La imagen se repetía en las calles Venezuela, García Moreno, Espejo, Rocafuerte, Guayaquil, Mejía y Manabí, donde había restricción al paso peatonal y vehicular. Algunos negocios de comida, ropa y farmacias ubicados en las esquinas de estas vías estaban con sus puertas abiertas a medias.

En la calle Venezuela y Bolívar se levanta una heladería administrada por Wladimir Espín. El hombre relató que durante los 13 días de paralización no han podido vender nada. La situación ha afectado el pago del arriendo, servicios básicos y el sueldo de los trabajadores. Este fin de semana él y sus compañeros abrieron las puertas del negocio para mejorar un poco las ventas. Sin embargo, cerrarán temprano para precautelar la movilización hacia sus hogares.

Un poco más arriba en los locales situados bajo la Catedral Metropolitana el negocio de Guadalupe Tito Flores se mantiene abierto. La mujer es propietaria de una cafetería. “El paro me cerró mi placita Grande pero yo continúo trabajando”, sostuvo.

La propietaria relató que durante estos días no ha podido vender nada, pues su local se encuentra cercado. Los productos no se le han dañado ella los dona a orfanatos cercanos del sector. Con una sonrisa en su rostro comentó que ella ama lo que hace y que no dejará de trabajar por las manifestaciones. “Hoy me quedaré hasta las 15:00”, añadió.

Para más información ingresar aquí 

Imagen de portada cortesía de El Comercio