En noviembre la inflación se modera y llega al 0,47% en Bolivia

Los problemas de percepción de precios

Según publica el portal  La Razón tras el conflicto en Santa Cruz, que duró 36 días y provocó elevación de precios, sobre todo de los alimentos, la inflación en noviembre se desaceleró respecto a octubre y se situó en 0,47%, mientras que la acumulada llegó a 3,00% y la interanual a 3,17%.

Según el reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE), el aumento de 0,47% del Índice de Precios al Consumidor (IPC) registrado en noviembre se explica por la variación positiva de la carne de pollo, transporte en taxi, carne de res sin hueso, tomate, almuerzo y carne de res con hueso.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Por contra, los productos con una mayor incidencia negativa fueron cebolla, quesos, arveja verde, zanahoria, vainita y haba verde.

El Comité Interinstitucional Impulsor del Censo de Santa Cruz, que demandaba la realización del empadronamiento en 2023.

Declaró un paro indefinido que duro 36 días, del 22 de de octubre al 26 de noviembre.

Durante ese período, los alimentos, sobre todo las carnes de res y pollo, subieron de precio debido a los bloqueos y al agio y especulación generada por los intermediarios y los comerciantes al detalle.

“El paro cívico en Santa Cruz (…) generará consecuencias negativas no solo en el crecimiento económico, (sino) también repercutirá de forma negativa en el mercado laboral, el comercio exterior, las recaudaciones tributarias y en la inflación”, advirtió el pasado 4 de noviembre el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas en una nota institucional.

Inflación más baja

De tener controlada la inflación hasta septiembre, en octubre el IPC se incrementó de manera alarmante por la subida de precios de seis productos, cuatro de ellos alimentos de primera necesidad como el tomate, la carne de pollo, la papa y la carne de res sin hueso.

Hasta septiembre, Bolivia tenía la inflación más baja del mundo, por debajo incluso de países como China, Japón, Suiza, Corea del Sur, India y Francia, según un análisis realizado por La Razón con base en datos oficiales.

Bolivia aplica una política de subvención a los hidrocarburos y alimentos que permiten mantener estable el precio de los alimentos.

También otorga apoyo financiero a los productores y restringe las exportaciones cuando el mercado interno no está lo suficientemente abastecido.

Otra política que se mantiene hace más de una década es la de tener un tipo de cambio fijo respecto al dólar estadounidense.

Los expertos señalan que una moneda fuerte resulta especialmente ventajosa para controlar la inflación.