El comercio ha obtenido un crecimiento del 4,5% en Bolivia

El comercio

Los reportes del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que en el tercer trimestre de 2021 siete de 11 sectores económicos obtuvieron un crecimiento por encima del 4,5%: petróleo crudo y gas natural; minerales metálicos y no metálicos; industria manufacturera; electricidad, gas y agua; construcción; comercio; y transporte y comunicaciones, lo que generaría señales para un posible pago del segundo aguinaldo. Sin embargo, el último informe del Banco Mundial a 2021 señala que el Producto Interno Bruto (PIB) real de Bolivia está aún en el -3,01% por debajo del nivel de crecimiento prepandémico.

El 29 de marzo, apenas se conoció que el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia registró una variación positiva del 6,11% en 2021, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, informó que hay una “probabilidad buena” de que este 2022 se pague un doble aguinaldo. “Hay que esperar los datos que el INE nos dará entre septiembre y octubre de esta gestión”, agregó.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El pago del doble aguinaldo ‘Esfuerzo por Bolivia’ se aprobó vía decreto en noviembre de 2013 y desde entonces se hizo efectivo en 2013, 2014, 2015 y 2018.
El beneficio se activa cuando la tasa de crecimiento a 12 meses del PIB del país supera el 4,5%. Para este año; por ejemplo, se contabilizarán los desempeños del tercer y cuarto trimestre de 2021 y del primer y segundo trimestre de 2022. El INE cuenta con datos al tercer trimestre de 2021, en el que se registró una expansión del 8,89%.

“No es oportuno que el Gobierno advierta con una nueva carga económica sobre el empresariado, en especial en estos momentos, en que estamos a merced de la demanda irracional y excesiva de incremento salarial planteada por la COB, pero también por la crisis causada por el Covid-19 —que aún no ha sido superada—, y la incertidumbre sobre los efectos que tendrá en la economía nacional y regional la guerra entre Rusia y Ucrania”, afirmó el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Fernando Barbery.

“Hoy en día, muchas empresas en el país, de varios sectores y regiones, especialmente afectadas por los problemas señalados, se cuestionan la pertinencia de seguir adelante o de cerrar operaciones. Las amenazas de más presión salarial pueden hacerlos tomar estas decisiones radicales ante la insostenibilidad presente y los riesgos futuros”, sostuvo.

Para más información ingresar aquí