Bolivia busca mantener la estabilidad en la inflación

estabilidad inflación

La «estabilidad» de la inflación boliviana este año se ha logrado con políticas como el tipo de cambio fijo y la capacidad fiscal para pagar las importaciones. Sin embargo, expertos consideran que esta situación dependerá en el corto plazo de cómo el Gobierno logrará más financiamiento y mantener los subsidios.

El índice de inflación en Bolivia en el primer trimestre se ubicó en 0,39 % y el Gobierno proyecta para este año que el indicador llegue al 3,3 %, uno de los más bajos de la región.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

DIVISAS Y CONTRABANDO

Existen al menos tres variables que han incidido en una «inflación sumamente baja» en el país pese a que buena parte «de la demanda se mantiene deprimida», según dijo a Efe Gabriel Espinoza, exdirector del Banco Central de Bolivia (BCB).

La principal es el control al tipo de cambio que ha permitido seguir importando productos extranjeros y la sostenibilidad fiscal para el subsidio de productos como hidrocarburos y energía eléctrica y el control de precios a servicios como el gas, el agua y varios alimentos como la carne, el pollo y algunos granos.

Otro factor tiene que ver con una de las mayores problemáticas en el país, el contrabando.

El aumento del «contrabando es cada vez más grande, por lo tanto esto ha generado en alguna medida una disciplina de precios en el mercado interno a los que se han tenido que ajustar los productores locales y los importadores legales» para poder competir, explicó Espinoza.

Por su parte, Javier Gómez, director ejecutivo del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), señaló a Efe que los productos que ingresan a Bolivia «son de países de la región que han sufrido depreciaciones en sus monedas», que no ha sido el caso del boliviano y del dólar por las políticas de control a estas divisas, es decir, «no se ha importado inflación».

Para más información ingresar aquí