Tierra por María: una marca para el cuidado personal de la naturaleza a la piel

Fotos Ramsés Romero. Con información de El Nacional

Atrás, por ahora, quedaron la Isa TKM de Nickelodeon que se robó millones de corazones. También, el celebrado personaje que rogaba por perdón divino en “El exorcismo de Dios”. Hoy, el poder de la naturaleza y la mejor tecnología se fusionaron en 5 sencillos pasos en beneficio de la salud humana, animal y, claro está, del planeta… Y todo con nombre y apellido: María Gabriela de Faría, esa que hoy se plantea, luego de muchos años viviendo afuera, regresar con su esposo, el también Christian Mcgaffney, a instalarse en Venezuela


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sin una gota de maquillaje y rindiéndole tributo a su oro líquido (como denomina a uno de sus productos), María Gabriela de Faría, la actriz, está lista para hablar de negocios. A la mujer de treinta años que está hoy frente a las cámaras se le conoce por ser la Venezuela’s sweethart tanto dentro como fuera de sus fronteras; una joven promesa que rompió con los convencionalismos y está labrándose, poco a poco, su camino en Hollywood. Sin embargo, también posee un espíritu emprendedor que es el motivo de la entrevista: Tierra por María, su primogénita. «Una bebé» que nació con la premisa de mejorar sus rutinas de cuidado de la piel pero que se transformó en una bola de nieve dispuesta a cambiar el mundo. Sí o sí.

La CEO de Tierra junto a su «oro líquido»: The Natural Glow

Engendrando la idea

Eleonor Rigby transformó su vida. Y no. No la canción de The Beatles sino su gata adoptada. «Cuando comía, la veía en mis platos. Ahí comencé a ver la vida de manera distinta. Dejar de consumir carnes rojas y pollo fue solo el principio. Tomar las decisiones correctas por ella, por mí y por el planeta me pareció sensato y esa fue una de las principales cosas que me trajo hasta aquí», contó sin tapujos, sin tratar de convencer a nadie. «A la gente le parecerá una tremenda ridiculez, pero mi transformación siempre tuvo un catalizador: el amor. Y el amor por mi gata fue lo primero que hizo replantearme todo en la vida», agregó.

Y así como su mascota, su sobrina, por otro lado, le hizo pensar conscientemente en este proyecto llamado Tierra. «Tenía un camino a medio recorrer con el tema de la belleza y la salud alternativa», recalcó. «He explorado con muchas cosas, pero siempre en estado pasivo con respecto a ellas. Fui mucho de: si esto es lo que hay, es lo que hay. Todo esto hasta que nació mi sobrina Aurora y nos dimos cuenta de lo terriblemente tóxicos que son los productos para los bebés», recordó.

Tierra por María: la piel más deliciosa

Desde que nació, la pequeña Aurora tuvo problemas de alergias y eso era lo que María Gabriela también venía atravesando con el pasar de los años. «Me cuidaba desde otro lugar menos consciente y, claramente, no me estaba sirviendo. Nunca me di cuenta hasta que, viendo a mi sobrina, entendí la importancia que radica en este tema», defendió. «Además, tenía tiempo siendo vegana, trabajando por tomar mejores decisiones para el planeta y las personas, ¿así que cómo no voy a alinearme con tal compromiso, con mi palabra?».

Después de darle muchas vueltas a la cabeza, tras varias conversaciones serias con su esposo, el también actor venezolano Christian Mcgaffney, y comentárselo a una de sus mejores amigas, Valerie Lollet, esta última la instó a que hiciera un plan. «Para ayer mismo». Y la obligó a contactar con una conocida empresa manufacturera ubicada en Miami. Nada pasó en ese momento.

Caja 100% orgánica, embalada por la misma María Gabriela de Faría para su entrega en Venezuela

Desde que nació su sobrina, hace 4 años, María Gabriela de Faría junto a su pareja se lanzaron, sin regreso, en un agujero de investigación, pruebas, ensayos y errores. «Debíamos comprender y entender cada ingrediente y combinación, los sustitutos y cantidades. Todo esto con el fin de ponerlo en práctica y como consumidores pudiésemos tomar mejores decisiones», aclaró.

Sin embargo, la decisión de dar vida a este proyecto la tomaron el 18 de enero de 2022. «Lo hice luego de un viaje a Chile donde fui a encontrarme de nuevo con mi familia y vi a mi sobrina llena de alergias en la piel. Llegando a mi casa en Los Ángeles, llamé a la empresa que me había comentado Valerie en su momento y Tierra empezó a tomar forma», recordó.

De esta manera, nacería esta marca de skincare que prometía «la piel más deliciosa de sus vidas».

Fotos Ramsés Romero

Tierra por María, sin tonterías

María Gabriela de Faría y su marca viajan a través de la belleza alternativa. «Con esto, simplemente, quise salirme de la cajita de la medicina convencional moderna que, ojo, me parece maravillosa pero que al mismo tiempo implementamos donde a veces no hace tanta falta», señaló la CEO de Tierra.

En el caso de los productos de la piel, insiste en que están llenos de tóxicos que son cancerígenos. «La piel se acostumbra a eso y después, al usar productos naturales, no reacciona de buena manera. Lo natural no me sirve, me saca pepitas, son frases que se repiten mucho. Eso es porque nos hemos educado de cierta manera. Para mí es muy importante explorar sabiendo que la cosas naturales o alternativas se demoran un poquito más, pero los resultados a largo plazo sin incomparables», destacó. «Es como sembrar sin insecticidas o pesticidas que ayudan a que la planta crezca más rápido. Claro, uno tendrá su cosecha en un chasquido, pero no será sostenible en el tiempo. Con un tris más de paciencia, sí. Esa ha sido mi experiencia y es lo que me gustaría que la gente experimentara con Tierra», argumentó.

Tierra por María y 5 razones para usarla

Foto Ramsés Romero

«Nos enfocamos en sacar pocos productos, todos bien específicos, pensando en que el crecimiento y la expansión se diera de manera orgánica más adelante», manifestó De Faría. Decidieron, por fin, hacer su rutina diaria de cuidado de la piel y mejorarla.

«Antes de que naciera mi sobrina, yo me lavaba la cara con jabón de manos. No tenía ni idea… Y lo mejor es que con Tierra he ido creciendo y evolucionando. Así que, ¡a decirle adiós a los productos químicos agresivos que se descomponen, en lugar de construir la barrera natural de la piel! Además, hasta los caballeros pueden usar la línea. Si no, pregúntenle a mi esposo quien es el que me roba todos los productos para su uso personal», señaló entre risas.

La rutina perfecta 

  • Gentle face cleanser, the daily refresh. Este limpiador profundamente purificante y refrescante proporciona una renovación diaria con ingredientes suaves que ayudan a eliminar las impurezas. Respeta el equilibrio de hidratación de la piel y promueve uniformidad y brillo. Además, previene y revierte las líneas finas y las arrugas mejorando la síntesis de colágeno.

«A mí me frikean las listas interminables de ingredientes en cualquier producto», subrayó María. «Con Tierra me volví experta en leerlos a distancia pues para mí era importante que tuviese una cantidad mínima mientras seguían siendo muy efectivos».

  • Advanded repair serum, the restorative boost. Es el impulso restaurador; un suero facial avanzado ultrahidratante. Sus ingredientes brindan la combinación perfecta de hidratación, reparación y protección. Posee aloe vera, que estimula el colágeno y al mismo tiempo es calmante; extracto de hoja de papaya que es antioxidante y se combina con el aceite de semilla de maracuyá, deliciosamente ligero y no graso. Aumenta el flujo sanguíneo y la circulación de la piel, calma y repara, tiene tecnología antiarrugas y es antiinflamatorio y antioxidante.

«Es lo único que me he puesto constantemente como maquillaje. Es mi segunda piel, literal, es oro líquido. Le otorga un brillo a la cara que parece un filtro. Es muy especial. Es mi producto favorito, es como si el alma te saliera por los poros», señaló su creadora.

  • Nourishing Oil Complex, the natural glow. De textura liviana, este aceite posee grandes beneficios para la piel. Es un complejo nutritivo excepcional. Sus ingredientes hidratan y son ricos en antioxidantes: moringa, aceite de fruta de espino amarillo, papaya (lechosa) y maracuyá (parchita) trabajan juntos para transformar la piel. Nutre, repara y preserva la piel, produciendo altos niveles de lípidos, saponinas, flavonoides y polifenoles. Además, mejora visiblemente la textura, la claridad, la hidratación y el tono de la piel alimentando la piel con los nutrientes y la humedad que necesita para una resistencia a largo plazo.
María Gabriela con su Anti-Aging Cream
  • Anti-aging cream, the future of your skin. A medida que los humanos envejecen, las defensas naturales de la piel disminuyen y la producción de colágeno se ralentiza. Esta crema se creó para combatir este proceso utilizando ingredientes curativos y rejuvenecedores de la naturaleza: aceite de almendras dulces, colágeno vegano, vitamina E y lisado de fermento de lactobacillus. Todos trabajan juntos para fortalecer, proteger, potenciar y nutrir profundamente la piel. Esta Crema Antiedad utiliza biotecnología avanzada, aumenta el flujo sanguíneo y la circulación de la piel, tiene efecto calmante y reparador, posee tecnología antiarrugas y promueve un tono de piel brillante y uniforme.

Finalmente, una gua sha es lo último en la cadena de cuidado Tierra by María. Es una manera de hacer drenaje linfático todas las noches o en la mañana. Ayuda a desinflamar la cara y a despertar la piel. «Ese es el secreto ancestral de las antiguas civilizaciones que no tenían maquillajes, botox o filtros. Te ayuda a definir los músculos de la cara. Es mágica», aclaró María Gabriela.

Recipientes ecológicos

Es importante resaltar que las botellitas son muy sencillas. «Esto me lo peleó muchísima gente porque no tienen droppers o bumps. Este tema fue muy importante para mí; era casi que obligatorio», recordó. «Si bien la bombita y el gotero ayudan mucho, contaminan más porque no son reusables. Todo eso termina en el vertedero. No hay nada qué hacer. Para mí es muy importante esa educación y concientización con respecto al diseño que escogí».

Desde su perspectiva, es mejor para la salud del planeta. Con su marca, María Gabriela, no está escogiendo conveniencia, sino una sustentabilidad a largo plazo.

Su propio conejillo de indias

«Estoy involucrada en absolutamente todo el proceso creativo de Tierra. Desde los ingredientes, hasta las fórmulas y el empaque; Christian también, entendiendo que cada quien tiene su espacio y sus fortalezas. Existen químicos y farmacéuticos detrás que son unos genios y llevan la batuta de las decisiones, por ejemplo. Me van ayudando y van contribuyendo en mis conocimientos de cara a diversos productos», expresó la CEO.

También se hace cargo de la estrategia de mercadeo que ha sido bastante sencilla hasta la fecha. María Gabriela es su propia modelo; ella cree ser el mejor conejillo de indias del negocio. «Todo lo he probado en mí y me ha funcionado».

Redes sociales, operatividad, cuentas bancarias; todo está en sus manos y las de su esposo. «Aunque sé que en algún momento no será así, ahorita estoy hasta embalando cajas. Todos los pedidos que en este momento llegan a las personas en Venezuela, están hechos por nosotros», señaló.

¿Vivir del negocio?

A María Gabriela de Faría le encantaría. «Eso significaría que sí hay un cambio de paradigma y sociedad», declaró. «Tierra es un reto personal. Lanzarme en algo que es tan nuevo para mí, pero de lo que sé tanto es un sueño. Aquí hay certeza de conocimientos; sé de lo que hablo, lo que hay, lo que nos hace como marca. Puedo hablar con confianza de todo. Vivir de esto sería un sueño porque significa que le va muy bien».

La pareja tiene como meta a futuro que sus productos estén desplegados en los lugares ecológicos más importantes del mundo. También que la familia pueda sostenerse gracias al negocio; además, llegar hasta tal punto en donde tengan muchos trabajadores viviendo de manera digna tras ser parte de esta compañía. «Tenemos la intención de justicia y trabajo digno. Las industrias del cuidado de la piel no escapan de realidades como la explotación. Para nosotros, eso es un no grande y rotundo. Por ahora solo somos Christian, una única empleada que maneja nuestra página web, Emily, y yo».

¿Fue mucha la inversión?

«Fue la cantidad de dinero correcta y lo pusimos nosotros como pareja. Esto es nuestro, de nadie más. Sin embargo, tuvimos nuestras limitaciones, desde lo económico hasta lo que podíamos abarcar a nivel operativo. Creo que aquí es importante destacar que uno puede llegar solo, pero acompañado se llega más lejos. Desde un lugar sostenible, no desde un lugar de negocios, decidimos hacer una cantidad limitada de cada producto; las necesarias. Así estamos cerca de nuestros valores de sostenibilidad», afirmó la actriz.

«Aún tenemos que pagar muchas cosas, pero no es un dolor de cabeza. De hecho, gracias a las ventas que se vayan haciendo, iremos bajando deudas mientras pensamos en lo siguiente: champús, acondicionadores, desodorantes y protectores solares. Ya las pruebas están en marcha. Ya es un hecho», adelantó.

Apoyo social, como debe ser

Tierra por María se unió a Wayuu Taya, la fundación de Patricia Velásquez que se encarga de mejorar las condiciones de vida de las comunidades indígenas no solo en Venezuela sino en Colombia. «Yo como consumidora, si tengo dos productos exactamente iguales me voy a ir por el que tenga una causa social. Siempre. Y eso es lo que yo quería hacer con mi compañía», manifestó. «En unos años me planteo tener hasta mi propia fundación pero mientras tanto, estamos ayudando a la de Patricia, nuestra gran amiga».

Wayuu Taya está trabajando en un sistema autosostenible para enseñar a la población a cultivar sus propios alimentos de manera regenerativa y orgánica, es decir, protegiendo la tierra desde el primer paso hasta el último. «Para ellos es muy importante proteger la tierra, a las personas y la cultura de nuestras comunidades indígenas y para mí es súper importante reflejarlo. Se alinea perfecto con lo que queremos hacer; para mí Tierra es resaltar mis raíces, mis ingredientes, mi cultura. Por eso estoy aquí lanzando el negocio en el país y no en Miami o en Los Ángeles donde vivo», acotó. De esta manera, Tierra otorgará 10% de sus ganancias anuales a Wayuu Taya. 

Lanzamiento oficial de Tierra por María

Tierra salió al mundo el 13 de octubre de 2022 en Caracas. «Solo pude hacerlo en mi país. Se sentía bien haciéndolo en Venezuela porque todo hace referencia a ella, sus frutos, su naturaleza», comentó De Faría. «Me removió sentimientos. Avivó mi nostalgia. Estar aquí y quedarnos por tantas semanas hizo que Christian y yo nos planteáramos regresar; todo está diferente e igualito. Todo está bello y hay mucho por hacerse», atajó. «Vamos a ver qué pasa, pero no descartamos regresar a instalarnos de nuevo en nuestro suelo».

Así como su gata y su sobrina, Tierra transformó a María como persona en todos los aspectos de su vida. «Creo que el próximo personaje que haga en el cine, no lo voy a enfrentar desde el mismo lugar. Esto es una María Gabriela que parió algo que será trascendental. Yo no tenía ni idea del poder que esto tendría en mí como mujer, esposa, hija, hermana, amiga…», rescató.

Sobre si cree que su imagen como actriz contribuirá al éxito de su marca, insiste en que no tiene idea aunque no niega que puede ayudarla. Amando su profesión como lo hace, será difícil que la gente la vea en esta nueva faceta. «Es un puesto que me tengo que ganar en este mundo empresarial, pero estoy súper dispuesta a hacerlo», dijo. «Si hay algo que no me gusta es llegar a un sitio asumiendo que me merezco un lugar. Yo estoy haciendo todo lo que puedo para ganármelo y para dejarle saber a la gente que mis productos funcionan al 100%. No es solo que estoy enamorada de ellos, sino que vivo a través de ellos. Ojalá eso sea suficiente junto a la experiencia del cliente», finalizó.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉