Crecimiento de Venezuela sería de 8,6 %

Centrales de abasto

Según el informe de coyuntura del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (IIES Ucab), este 2022 sería un buen año para Venezuela, país que sostuvo una hiperinflación por más de cuatro años llegando a niveles de pobreza extrema según datos de esta misma casa de estudios.

Para los investigadores, el crecimiento económico sería de 8,6 por ciento respecto al 2021 pero solo logrando un aumento en la producción petrolera que podría ubicarse en 950.000 barriles diarios. Así, el Producto Interno Bruto (PIB) petrolero crecería 39 por ciento siendo un crecimiento del 5 por ciento del PIB total.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Con esos 950.000 barriles diarios, habría un crecimiento del 75 por ciento en la principal industria del país, que actualmente no supera los 543.000 barriles diarios. Además la exportación podría ubicarse en 760.000 barriles diarios.

Los investigadores de este informe califican como positivas algunas de las medidas que ha implementado el gobierno de Nicolás Maduro como la “estabilización monetaria y fiscal” llevada adelante por el Banco Central de Venezuela (BCV). Con ello, la inflación llegaría a 225 por ciento anual, por debajo de ese 686 por ciento que tuvo 2021 y aún más baja en comparación con 2.960 por ciento del 2020 y los 9.586 por ciento de 2019. Sin embargo, esa tasa de 225 por ciento sigue siendo inflacionaria.

Otro aspecto que destaca la investigación es que las remesas que envía los migrantes, estimadas en $ 2,7 mil millones en 2021, para 2022 serían $ 3,5 mil millones, lo que representa incrementos de 26,1% en 2021 y de 30% en 2022.

Aún así con estos datos y visibles mejoras, el poder adquisitivo del ciudadano común continúa como una pesadilla. A penas alcanza los 2,5 dólares mensuales para empleados que dependen de la administración pública y pensionados, las transacciones en dólares también comienzan a aumentar y no todos tienen acceso a servicios públicos de calidad.

No obstante, con este panorama económico, el gran beneficiado es Maduro, pues uno de los puntos más débiles de su gobierno era la economía, un crecimiento significaría estabilidad política pues es la principal queja de los venezolanos.

Al menos hasta 2024, cuando deben realizarse las presidenciales, la administración Maduro encontraría estabilidad que se concreta con medidas como la reducción del encaje legal y el empeño del BCV por mantener atado el tipo de cambio para evitar el alza del dólar .


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉