Santafixie consolida su expansión europea con tiendas online y amplía su línea de componentes

Zapatos deportivos negro y azul

La marca barcelonesa de bicicletas urbanas ha cerrado 2021 con cifras de facturación similares a las de 2020 y esperan llegar a mercados como Suecia, República Checa o Austria con su propio ecommerce durante este ejercicio.

Santafixie sigue impulsando su implementación en el Viejo Continente pese a las dificultades por la crisis de suministros y la inflación. La marca barcelonesa, especializada en bicicletas urbanas, está cerca de completar la apertura de su nuevo ecommerce en un país europeo, tras un ejercicio en el que han mantenido unas cifras de facturación similares a las de 2020, cerca de los 4 millones de euros.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los planes de la compañía están centrados en apuntalar su progresión internacional con nuevas aperturas en 2022. Entre los mercados en los que Santafixie estudia situar su nueva plataforma de venta online se encuentran Suecia, República Checa y Austria, tal y como explica a 2Playbook, su consejero delegado, Txampa Alberca.

El salto a los mercados internacionales arrancó en 2021 con su entrada en Alemania, Reino Unido, Países Bajos, Francia e Italia. De hecho, el caso del mercado alemán está siendo gratamente positivo para la compañía. “Nos decían que era un mercado muy difícil, pero a nivel de facturación es el que está creciendo más y está luchando con Francia por ser el que más genera. En lo que respecta a las devoluciones, a veces están por debajo de España, con un ticket medio que está por encima de los 190 o 200 euros”, asegura el directivo.

Junto a un mercado alemán “más maduro”, la principal novedad ha sido la entrada en Dinamarca a finales de 2021. Aun así, el ecommerce en tierras danesas “todavía se está posicionando en el mercado” pocos meses después de su llegada. Los productos de Santafixie llegan a más de 60 países en todo el mundo, cifra que ha aumentado considerablemente en 2021 tras sumar 11 nuevos territorios.

Las bicicletas de marca propia ya representan el 53% de las ventas de este producto y las ruedas un 30%

Otra de las vías que utiliza la marca barcelonesa para hacerse un hueco en el extranjero es vender a través de marketplaces. En las últimas semanas han replicado esta estrategia en Países Bajos y en Francia y esperan seguir sumando nuevos acuerdos de distribución en el continente. Con más de 150.000 clientes en todo el mundo para el 2022, uno de sus objetivos es abrir nuevos puntos de venta físicos. Por ahora poseen establecimientos en Montpellier (Francia), Milán (Italia), Groningen (Países Bajos) y Rumanía.

Santafixie nació en 2011 como un ecommerce donde se vendían marcas especializadas de terceros, algo que se mantiene hoy día. Años después pusieron a la venta sus primeros modelos propios de bicis, Born y Raval, con el nombre de dos barrios del centro de Barcelona. Ahora las bicicletas de marca propia ya representan el 53% de las ventas de este producto y en cuanto a las ruedas de la marca se sitúan en un 30%. No en vano, en 2021 han registrado un récord de ventas de su marca propia.

Además de aumentar la presencia de las bicicletas y las ruedas de su marca, también prevén ampliar su línea de componentes propios. “Tenemos previsto lanzar nuestros propios manillares, potencias y tijas a corto-medio plazo” asegura el cofundador de Santafixie.

Santafixie alcanzará los 4 millones de facturación en 2021 tras expandir su negocio internacional

Respecto a la producción, la crisis de suministros ha dado más argumentos a la estrategia de relocalización de la producción iniciada el año pasado. “Antes pintábamos los cuadros de nuestra marca propia en Asia y desde hace un año y medio los pintamos en nuestra fábrica en Portugal y los traemos por carretera”, apunta Alberca. Se trata de una ventaja en términos de calidad, tiempo y control de stock. Ante las dificultades de aprovisionamiento por cierres como el del puerto de Shanghái, la capacidad de la marca barcelonesa para buscar alternativas en la producción ha sido fundamental para no tener que subir los precios de sus productos ante cualquier imprevisto.

Esta tendencia se ha reproducido con productos concretos en otras zonas de la península, entre los que destaca una fábrica de Sabadell. Sin embargo, Alberca reconoce que está siendo imposible hacerlo con otra gran cantidad de productos. “Por ejemplo, hemos hablado con más de 30 fábricas en Europa y ninguna es capaz de hacer bielas a un coste similar. Nos ofrecen un precio tres veces más caro” argumenta.

Otra de las grandes amenazas para el sector está siendo la inflación. En el caso de Santafixie, ha afectado tanto para el aprovisionamiento de materiales, como para el transporte y comercialización de sus productos. “Hemos pasado de pagar 2.500 dólares (2.370 euros) por recibir contenedores de materiales desde China a pagar 14.000 dólares (13.270 euros). Lo mismo sucede con el coste del papel y el cartón para el envío de los productos o la gasolina para el transporte.”, agrega el directivo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉