Eroski ganó 105 millones en 2021 y redujo su deuda

El grupo Eroski ha cerrado las cuentas del ejercicio 2021, a 31 de enero de 2022, con un resultado positivo de 104,61 millones de euros, informa la cooperativa vasca añadiendo que se trata de su «mejor resultado desde 2007». Asimismo, el ebitda de la compañía alcanzó a cierre de 2021 los 261 millones de euros, situándose en línea con las cifras de los últimos ejercicios prepandemia.

Por su parte, las ventas brutas superaron los 5.116 millones de euros, el 4,8% menos respecto al excepcional 2020 en el que el confinamiento ocasionó un importante aumento del consumo alimentario en el hogar.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los negocios afectados por las restricciones de movilidad y apertura, aún vigentes en parte de 2021 -como las gasolineras, agencias de viajes, tiendas de deporte o establecimientos en zonas donde el turismo tiene un importante impacto, como Baleares- no alcanzaron los niveles de ventas previos a la pandemia, señala la compañía.

MEJORA DEL NEGOCIO ALIMENTARIO

En contraste, destaca la evolución positiva del negocio alimentario que presentó una mejora del 1% respecto a niveles prepandemia.

Ese buen comportamiento de las ventas también se trasladó al canal online que consolidó una parte importante del incremento del uso de este canal que se produjo durante 2020 como consecuencia de los cambios de hábitos de consumo provocados por la Covid-19.

«El ejercicio 2021 ha sido netamente positivo. Presentó cierta tendencia a la recuperación de los hábitos de consumo previos a la pandemia, a pesar de que no se pueda considerar un ejercicio normalizado debido a que aún estuvo marcado parcialmente por ella, afectando de forma negativa especialmente a nuestros negocios no alimentarios. Lo más notable es que el negocio de alimentación ha consolidado su evolución positiva con cifras de crecimiento respecto a niveles pre-Covid. Por tanto, el desempeño ha sido favorable, el resultado ordinario mantiene la tendencia positiva de los últimos ejercicios y confirma la mejoría de nuestra competitividad», Hha resaltado el presidente del grupo Eroski, Agustín Markaide.

BENEFICIO OPERATIVO DE MÁS DE 185 MILLONES

Impulsado por la implementación de diversos proyectos centrados en las mejoras de eficiencia y productividad, el beneficio operativo corriente del grupo registró un resultado de 185,5 millones de euros, a pesar de haberse visto impactado por el acelerado y elevado crecimiento de los costes energéticos que en los últimos meses del ejercicio afectó al recibo de hogares y negocios.

Esta circunstancia, indica la cadena, elevó la factura eléctrica del grupo en 28 millones de euros extra. Aun así, la cifra de beneficio operativo corriente alcanzado supone repetir una ratio sobre las ventas similar a la que el grupo alcanzó en el ejercicio precedente a la pandemia.

EXPANSIÓN E INVERSIONES

La enseña continuó reforzando su presencia en las regiones del norte de España (desde Galicia a Baleares) donde concentra las inversiones en nuevos establecimientos propios y en la transformación de su red de tiendas. Su cuota en la zona norte del mercado español alimentario se mantiene por encima del 12%. Además, en 2021 inauguró 77 establecimientos (entre propios y franquiciados) y acometió la renovación de 141 tiendas de su red comercial.

En el ámbito corporativo, a lo largo del ejercicio 2021 se ha culminado la entrada de EP Corporate Group como socio en la sociedad Supratuc 2020, la sociedad que engloba los negocios de la enseña en Cataluña y Baleares. Una alianza plenamente operativa que ha supuesto un refuerzo al proyecto del grupo y el relanzamiento de las inversiones en ambas áreas geográficas.

Además, durante la primera mitad del 2021, la cadena inauguró la plataforma de producto fresco de Júndiz, en Vitoria-Gasteiz, tras una inversión de 20 millones de euros. Este proyecto, junto a la puesta en marcha de la plataforma de frescos de Caprabo en la ZAL Port de El Prat de Llobregat, a finales del 2020 y el arranque de la construcción de la nueva plataforma de distribución de productos frescos de Vegalsa-EROSKI en Sigüeiro (A Coruña), a finales del 2021, permite culminar el rediseño de su mapa de plataformas de frescos de la zona norte.

Ello posibilita al grupo evolucionar hacia una red logística «eficiente y sostenible, clave para la estrategia de Eroski en torno al producto fresco y local, que además nos permite mejorar la sostenibilidad medioambiental y económica de la cadena de valor», ha subrayado Markaide.

Igualmente, a finales del ejercicio, la cooperativa inauguró en el barrio de Lakua-Arriaga en Vitoria-Gasteiz el supermercado energéticamente más sostenible de toda su red. Un proyecto que ha conseguido reducir el 50% el consumo de energía respecto a una tienda estándar, y con el 100% de la energía que utiliza de origen renovable. Este proyecto se encuadra en el compromiso de convertirse en una empresa con cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050, que la cadena hizo público en julio del 2021.

DEUDA FINANCIERA NORMALIZADA

Por otra parte, en el ejercicio 2021, Eroski redujo la deuda financiera en 443 millones de euros, hasta dejarla en un saldo de 953 millones de euros, sumando una reducción total de deuda de 2.470 millones de euros desde 2009.

«Hemos cumplido con nuestros objetivos de amortización de deuda fijados para finales de 2021, incluso en un importe superior al previsto, situando nuestra deuda financiera bancaria por debajo de los mil millones. La reducción de deuda en estos años ha sido muy notable y finalmente hemos alcanzado niveles razonables de apalancamiento financiero«, ha señalado Agustín Markaide.

Por su parte, la matriz cooperativa Eroski S.COOP. presentó un resultado positivo de 58,7 millones de euros, a pesar del impacto extraordinario de 9 millones de euros en la factura energética. Además, la cadena incorporó a 629 personas como socios cooperativistas elevando la cifra total de la cooperativa matriz a 9.058 personas.

Finalmente, el grupo reforzó su actividad solidaria el pasado ejercicio y canalizó 17 millones de euros a proyectos con fines sociales, entre los que destacan la colaboración con los bancos de alimentos y el apoyo a los damnificados por la erupción del volcán en la isla de La Palma. El 56% de esa cantidad fue aportada por Eroski y el 44% restante por clientes e instituciones.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉