Cómo pueden los transportistas reducir costes ante el alza de los precios del combustible

Transporte

Hace un año, un transportista podía gastarse, aproximadamente, unos 750 euros para llenar el depósito de un camión con 1.000 litros de combustible. Actualmente, el montante final supera los 1.500 euros por el mismo número de litros.

Ante esta coyuntura económica, en la que la inflación continúa al alza y los precios de los combustibles en España podrían alcanzar los tres euros por litro este mismo verano, es necesario tratar de ahorrar costes.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En el caso de Eurowag, ofrece herramientas a los transportistas a través de la combinación única de soluciones de pago, tecnología, un ecosistema digital basado en datos y un servicio al cliente de alta calidad.

Herramientas de los transportistas

Entre ellas, se encuentra EVA, un sencillo e intuitivo software de gestión de flotas, pago simplificado de peajes europeos y tecnología antifraude, que pueden integrar flotas de todos los tamaños. Gracias a él, se pueden planificar las rutas más rentables y, así, reducir los costes de combustible hasta un 20%.

Además, el sistema permite obtener información sobre el comportamiento del conductor para ayudarle a adoptar técnicas de conducción más eficientes. Esto es especialmente relevante si se tiene en cuenta que la eficiencia del combustible aumenta en un 45% si se evitan los frenazos bruscos, un ralentí excesivo o una aceleración innecesaria.

La herramienta genera también de forma automática informes de todos los viajes que se realizan. Gracias a este registro, en los siguientes viajes al mismo destino se logra un ahorro significativo de tiempo, conociendo la mejor ruta y evitando errores.

Por otro lado, Eurowag ha puesto en manos de sus clientes un innovador sistema para evitar robos y fraudes que generen grandes pérdidas, el Fuel Guard, que ofrece una mayor seguridad a la hora de repostar sin riesgo en caso de pérdida o robo de la tarjeta, siendo la única solución del mercado que garantiza este nivel de seguridad.

Así, si la ubicación del vehículo equipado con este dispositivo telemático no coincide con el lugar donde se está realizando el pago con la tarjeta, el repostaje no se ejecutará y al usuario no se le cobrará nada. Este trámite se realiza de forma totalmente automática y segura.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉