Sostenibilidad: Producir lana puede no ser sostenible

Cesta con lana de colores

Ha sido publicado por dos organizaciones que critican duramente las consecuencias de la producción de lana en el medio ambiente 

El Centro para la Diversidad Biológica y la iniciativa Circumfauna de Collective Fashion Justice acaban de publicar un informe que asegura que la producción de lana es un factor clave en la pérdida de biodiversidad y en el cambio climático.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El informe -titulado Shear Destruction: la lana, la moda y la crisis de la biodiversidad- concluye que la lana no es una fibra proporcionada por la naturaleza. Es más bien un producto que implica una intervención industrial, química, ecológica y genética que es cualquier cosa menos ecológica.

Nos parece malintencionado el planteamientro y el mensaje del informe. La vida y la producción de bienes supone siempre un gasto de recursos. Comparar el gasto que supone la producción lanera frente a la algodonera, por ejemplo, es difícil y probablemente injusto. El uso del término Shear, además, es sintomático de la intención del informe. El inglés shear, en efecto, equivale al español esquilar; y shearing es el tratamiento al que se somete tradicionalmente a las ovejas para extraerles la lana y que ha sido objeto de muchas críticas.

En todo caso, nos parece interesante informar a nuestros lectores sobre este informe, aunque muchos podamos discrepar de él. Mejor haríamos dentro del sector textil/moda uniendo esfuerzos en lugar de abundar en batallas entre sus diferentes sectores.

¿Es sostenible la lana?

El sector lanero nos ha engañado durante décadas, afirmando que la lana es una fibra sostenible, ha sentenciado Stephanie Feldstein, directora de sostenibilidad del Centro para la Diversidad Biológica y coautora del informe. Las prendas de lana pagan un alto precio en emisiones de gases de efecto invernadero, uso de la tierra, pérdida de biodiversidad y contaminación. Nada en la lana es sostenible.

El informe concluye que el coste climático de la lana es 3 veces mayor que el del acrílico y más de 5 veces mayor que el del algodón convencional. La lana utiliza 367 veces más tierra que el algodón por la misma cantidad de materia textil producida. El proceso químico intensivo para limpiar la lana esquilada, por otro lado, mata la vida acuática y contamina los cursos de agua. 

El pastoreo de ovejas puede parecer inocente y natural, pero las ovejas son criadas y después sacrificadas mientras las tierras pastoreadas se degradan y se impide que prosperen, ha dicho Emma Hakansson, directora fundadora de Collective Fashion Justice y también coautora del informe. No hay nada natural en esta industria ineficiente, insostenible y explotadora.

Los consumidores la consideran sostenible

El informe indica que el 87% de los consumidores considera seguros los químicos utilizados en el lavado de la lana y sus emisiones de gases. Collective Fashion Justice había realizado un estudio de 50 marcas de primera línea que utilizan el término sostenibilidad para comercializar sus productos de lana. Sólo el 28% respaldó su utilización con algún tipo de referencia. 

Hay muchos materiales verdaderamente sostenibles e inspiradores, pero cortar la mitología bien financiada de la industria de la lana no es tarea fácil, dijo Joshua Katcher, fundador de la iniciativa Circumfauna y tercer coautor del informe. Tenemos que mantener un debate honesto sobre el impacto desmesurado de la lana en la pérdida de biodiversidad y en el cambio climático. Hay que hacer la transición a materiales innovadores derivados de plantas que no pasen tanta factura a las especies autóctonas y al clima.

El Centro para la Diversidad Biológica y el Colectivo Justicia en la Moda hacen un llamamiento a las asociaciones del sector de la moda y a sus marcas y diseñadores para que se comprometan a eliminar o reducir su uso al menos en un 50% para 2025. Deberían, asimismo, apoyar la innovación, adoptar alternativas que no dependan de los combustibles fósiles (acrílico, poliéster, nylon, etc.) y reconocer los daños a la biodiversidad causados por la lana.

El informe que comentamos basa sus conclusiones en datos del Índice Higg, de la FAO (Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación), de informes de agencias gubernamentales australianas y estadounidenses, de fuentes de la industria y de documentos científicos.

+ Info: https://biologicaldiversity.org/espanol/ y https://circumfauna.org/


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉