Microsoft invierte en una biorrefinería de combustible para aviones a base de alcohol.

CBRE se asocia con Microsoft

Microsoft ha aterrizado en un negocio que promete tener mucho recorrido. La tecnológica estadounidense ha invertido 43 millones de euros en una biorrefinería de combustible sostenible para aviones.

Microsoft creó el Fondo de Innovación Climática en 2020 para invertir $ 1 mil millones durante los próximos cuatro años para acelerar el desarrollo de la tecnología de eliminación de carbono.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La instalación, localizada en Estados Unidos, es propiedad de la compañía LanzaJet y se va a dedicar a la fabricación de un combustible verde a base de etanol, según anunciaba la propia empresa y recogía Reuters.

La industria de la aviación comercial es una de las más contaminantes del mundo y es responsable de alrededor del 2,5% de las emisiones globales de dióxido de carbono; en la Unión Europea representa un 3,8% de la emisiones totales, según la Comisión.

Descarbonizar esta industria es uno de los objetivos más difíciles de los compromisos climáticos de la Unión Europea y Estados Unidos, los 2 Gobiernos que más esfuerzo están poniendo por alcanzar la neutralidad en carbono para el año 2050.

Además, la demanda de combustible renovable para la aviación representa menos del 0,1% del total de la demanda mundial, estimada en unos 330 millones de toneladas en 2019, según Jefferies.

Algunas aerolíneas como Lufthansa han iniciado pequeños proyectos que estudian sustituir a largo plazo el queroseno tradicional por uno renovable o que sea respetuoso con el medioambiente.

La construcción de la biorrefinería de LanzaJet, Freedom Pines Fuels, está casi completada. La compañía espera empezar en 2023 la producción de 10 millones de galones de combustible para aviones sostenible y diésel renovable a partir de alcohol o deshechos.

Otras empresas del sector, como las petroleras Suncor Energy y Shell o la compañía aérea British Airways, también han invertido en LanzaJet.

En lo respectivo a Microsoft, esta inversión se enmarca en las estrategias de su Fondo de Innovación Climática, creado en 2020. La compañía fundada por Bill Gates espera invertir más de 850.000 millones de euros durante los próximos 4 años en tecnologías que aceleren la eliminación de emisiones contaminantes.

La Unión Europea tiene como objetivo aumentar la cantidad de combustible renovable para la aviación en un 63% para 2050.

Estados Unidos anunciaba el año pasado su intención de reducir las emisiones de carbono de la aviación en un 20% para 2030. Desde entonces, el presidente Joe Biden ha promocionado los créditos fiscales para la producción del combustible renovable para la aviación.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉