¿Cómo la tecnología de los contact center pueden mejorar la customer experience?

Personas con audífonos trabajando en call center

Según publica el portal redes telecom

Enreach desvela 4 claves sobre cómo los avances tecnológicos pueden impulsar las relaciones el cliente digital.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Hoy en día la tecnología se ha convertido en un pilar fundamental en la vida de los consumidores, así lo constata un estudio de PwC que ha comprobado que el 50% de los compradores hace ahora más uso de la tecnología a la hora de adquirir un producto o servicio que antes de la pandemia.

Ante este nuevo panorama, las empresas se han encontrado con la necesidad de cambiar sus estrategias para conectar con los clientes, sobre todo viendo que la digitalización ha ganado más peso desde entonces, y señalan la experiencia de cliente como una de sus prioridades, tal y como señala Forrester.

La tecnología de los contact center pueden mejorar la customer experience.

Para lograrlo, las compañías han encontrado en los contact center el aliado estratégico para crear un vínculo con el nuevo perfil de cliente, ya que estos permiten iniciar, desarrollar y resolver las incidencias de los consumidores mediante la tecnología más innovadora del mercado, a la par que fidelizarlo.

Tras observar la evolución del nuevo consumidor y detectar la importancia de saber adaptarse a este nuevo perfil, Enreach, desgrana 4 claves sobre cómo la tecnología de los contact center pueden impulsar las relaciones con este cliente digital:

  1. Ofrecer experiencias personalizadas para que el cliente se sienta único. En la actualidad los usuarios, debido a los estímulos masivos que reciben, prefieren recibir mensajes personalizados que satisfagan sus necesidades individuales, y es que muchos estudios han comprobado que aunque la tecnología siga avanzando, los clientes necesitan sentirse comprendidos. Es por ello que los agentes deben recurrir al histórico de contacto de los clientes y utilizar la recopilación de los datos anteriores para ofrecer un servicio acorde a sus necesidades y preferencias, para así brindar una experiencia única. Asimismo, una de las estrategias que aportan valor y personalización en este customer journey es la llamada gratificación automática, donde el viaje no acaba en la compra, sino que inmediatamente se le comienza hacer un seguimiento dándole las gracias de forma individual y pidiendo una valoración para que sienta que su opinión es importante.
  2. Impulsar el autoservicio con el objetivo de agilizar procesos. En la nueva era digital, el autoservicio está siendo clave para crear una buena experiencia de cliente. De hecho, el 96% de los consumidores acuden a esta práctica cuando inician la primera toma de contacto con las empresas y desean resolver el caso por sí mismos. Esto es así en parte gracias a los grandes avances tecnológicos, como los de la Inteligencia Artificial (IA), que permiten a los usuarios solucionar con autonomía las incidencias de menor calibre con el uso de bots automatizados. Como consecuencia, los casos se resuelven con mayor agilidad y satisfacción del cliente. No obstante, cabe destacar que los gestores de los contact center deben estar igualmente muy pendientes del customer journey desde el primer momento y realizar un seguimiento en todo momento.
  3. Ofrecer diferentes vías de comunicación para satisfacer a todo tipo de cliente.  La omnicanalidad ha ganado peso con el paso del tiempo dado que ofrece al cliente la posibilidad de ponerse en contacto con la empresa a través de diferentes canales de comunicación como chat, llamada telefónica o SMS. Esta estrategia coloca al consumidor en el centro, aportándole soluciones mejoradas que se acoplen a sus preferencias y necesidades. Es por ello que la omnicanalidad pasa a ser determinante para obtener una buena experiencia de cliente, el cual puede resolver sus dudas desde cualquier parte del mundo mediante el método que prefiera. De hecho, las compañías que apuestan por esta estrategia, logran retener hasta a un 89% de los consumidores, según Cybra.
  4. Contar con un sistema de métrica de la atención al cliente. Hoy en día es necesaria la medición de los resultados para recopilar las acciones que están funcionando y las que no, así como la calidad del servicio. Para ello, se podría tener en cuenta aspectos como el tiempo de respuesta (FTR) o la tasa de resolución del primer contacto (FCR) para detectar si se está a la altura de lo esperado por el cliente.

“Las compañías deben entender como un reto la llegada del nuevo perfil del consumidor digital, que demanda una mayor inmediatez y nuevas formas de interactuar. Precisamente para satisfacer sus necesidades y fidelizarlo, las empresas deben innovar en su comunicación y brindarles una experiencia de usuario única desde el principio hasta el final del proceso. En este sentido, una buena manera de lograrlo es introduciendo las modernas soluciones de un contact center” afirma María José Jerez, CMO de Enreach España.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉