Toyota, Hino e Isuzu desarrollarán un autobús eléctrico de hidrógeno

Giant Food usará vehículos eléctricos

Toyota Motor Corporation, Hino Motors e Isuzu Motors planean reforzar sus esfuerzos en autobús eléctrico de hidrógeno, pretendiendo lograr la neutralidad del carbono en 2050, según informan en un comunicado conjunto. Basándose en la plataforma del autobús eléctrico alimentado por baterías que verá la luz en 2024 se desarrollará una versión alimentada por pila de combustible de hidrógeno utilizando la tecnología del Toyota Mirai y el diseño del autobús Sora.

Autobús eléctrico de hidrógeno

Así, en colaboración con Commercial Japan Partnership Technologies, ampliarán su gama para aumentar las opciones de los clientes y reducir el coste de los vehículos, además de popularizar los vehículos eléctricos.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

En este sentido, los tres fabricantes japoneses han acordado comenzar a estudiar la planificación y el desarrollo de la próxima generación de autobuses de pila de combustible basados en el autobús eléctrico que se producirá a partir del año fiscal 2024.

Este autobús combinará la plataforma del eléctrico con el sistema de pila de combustible completamente desarrollado de Toyota que se encuentra en el Toyota Mirai y el autobús de pila de combustible Sora.

Así, Isuzu, Hino y Toyota pretenden reducir significativamente los costes, y al adoptar pilas de combustible de nueva generación y utilizar los conocimientos técnicos de desarrollo de autobuses de pila combustible de Toyota e Hino hasta la fecha, pretenden ofrecer vehículos electrificados de mayor duración.

El autobús verá la luz en 2024

Por su parte, Isuzu e Hino tienen previsto iniciar la producción de autobuses de eléctricos de batería a través de su empresa conjunta J-Bus. Ambas compañías llevan colaborando en este segmento desde 2002.

El autobús eléctrico, cuya producción está prevista que comience en el año fiscal 2024, será desarrollado por Isuzu, y con la adopción de un sistema de propulsión eléctrico tiene como objetivo contribuir a una sociedad descarbonizada.

Además, para conseguir cero accidentes a bordo, al aprovechar la libertad de disposición que ofrecen los eléctricos, la superficie del piso «plano» del interior puede ampliarse en gran medida en comparación con los autobuses convencionales no escalonados, lo que mejora significativamente la seguridad del viaje.

Fuente: hibridosyelectricos.com