Ford se queda sin unidades del Mustang Mach-E hasta 2023

Mustang Mach-E

Ford ha tenido que dejar de vender el SUV eléctrico Mustang Mach-E en EEUU por alcanzar su capacidad máxima de producción para todo el año, mientras que en otros mercados, incluido el español, el crossover ha subido de precio.

El éxito es relativo. Para una marca automovilística, vender el máximo de coches posibles o que un coche recién lanzado sea acogido por los clientes con una demanda muy alta podrían ser sinónimos de éxito, máxime si este vehículo es eléctrico. Sin embargo, en el contexto actual de escasez de componentes y subida del precio de las materias primas, no siempre es así.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Mustang Mach-E

La compañía estadounidense se ha visto sorprendida por la demanda del Mustang eléctrico, así como también de la velocidad a la que se han reservado las primeras unidades del pick-up eléctrico F-150 Lightning. De hecho, hay más de 200.000 unidades de este último reservadas y dos de sus versiones, la Pro, para profesionales, y la XLT, ya están agotadas incluso antes de llegar a los concesionarios.

Ford ha llegado a esta situación porque la demanda ha superado todas las expectativas y su capacidad productiva, afectada por la escasez de componentes como los chips, no es tan elevada como para satisfacerla. De hecho, todo aquel que quiera un Mustang Mach-E en Estados Unidos tiene dos opciones, esperar a 2023 para formalizar un pedido o probar suerte en concesionarios por si les queda alguna unidad en estoc. La firma del óvalo ha recordado a los concesionarios que no pueden subir el precio oficial para aprovecharse de la situación, pero se prevé cierta especulación en el mercado de ocasión. Lo mismo ocurre con las reservas del F-150 Pro y XLT.

Fuera de las ayudas del Moves III

En otros mercados, como en el español o el británico, entre muchos otros, Ford sigue vendiendo el Mustang Mach-E, pero la inflación, con la subida de precios de la energía y las materias primas, ha obligado a la automovilística a incrementar el precio del vehículo. Sin ir más lejos, en el Reino Unido su versión más básica, la Standard Range RWD, cuesta ahora 6.200 libras, 7.500 euros, más, mientras que en España la misma versión se ha encarecido en 10.850 euros.

Este incremento sitúa al Mustang Mach-E Standard Range RWD en España en los 59.350 euros, con lo que el SUV estadounidense queda fuera de las ayudas del Plan Moves III al superar ahora el precio máximo con el que se puede optar a las ayudas. De este modo, mientras en hace unas semanas un cliente español podía adquirir uno por poco más de 41.000 euros, ahora debe desembolsar hasta 18.000 euros más por la misma unidad. El Mustang Mach-E Standard Range RWD dispone de un motor eléctrico de 269 CV de potencia alimentado por una batería de 76 kWh de capacidad, con lo que ofrece 440 kilómetros de autonomía. El resto de versiones del SUV eléctrico también se han encarecido.

Objetivo: Triplicar la producción

Actualmente, el Ford Mustang Mach-E se produce en Cuautitlán, en México, para los mercados americanos y Europa y en Chongqing, China, para el mercado asiático. Según los planes anunciados en diciembre por Jim Farley, consejero delegado de Ford, para 2023 esperan triplicar la capacidad de producción de la planta mexicana para hacer frente a la “increíble demanda” del vehículo. Ya entonces admitió por Twitter que “es muy difícil producir un Mustang Mach-E lo suficientemente rápido como para satisfacer su increíble demanda. En 2022 incrementaremos la producción y esperamos alcanzar las 200.000 unidades anuales para Norteamérica y Europa para 2023. Esto es triplicar nuestra producción de 2021”.

Farley admitió, sin embargo, que esta subida de la producción solo podrá llevarse a cabo si la crisis de los chips lo permite. Entre las medidas tomadas por Ford para incrementar el ritmo productivo están la de retrasar la llegada de las versiones eléctricas del Explorer y del Lincoln Aviator más de un año y medio. Ambos coches deben ensamblarse en México también.

Cabe recordar que Ford está sufriendo sobremanera con la crisis de abastecimiento de componentes y ha tenido que reajustar su producción en muchas de sus plantas, como la de Almussafes, Valencia, o la de Colonia, en Alemania, donde no producirá unidades del Fiesta hasta el 25 de abril. La compañía tiene el objetivo de lanzar hasta siete nuevos eléctricos para 2024, todos producidos en Europa.

Fuente: neomotor.sport.es