Opinión: Los unicornios logísticos que democratizan el ecosistema del transporte

En relación a una reciente entrevista al gerente de Falabella Retail, Francisco Irarrázaval, sobre el complejo escenario que enfrenta el sector de la logística y el transporte y que complica el stock de productos de cara a las ventas de navidad, me parece oportuno hacer hincapié en cómo los problemas logísticos están presentes y afectan a todos, desde pequeños importadores hasta grandes actores. Asimismo, a fabricantes, proveedores de materias primas, compradores, transitarios, y en última instancia, al consumidor final.

Naturalmente los desafíos son distintos, probablemente para un importador más pequeño es el precio del flete el punto crítico. Mientras que para una empresa de retail, los problemas provenientes de la reducción de espacios en aviones y navieras es lo que genera mayor desequilibrio en su cadena de suministros. Esto se traduce en escasez de productos para garantizar la disponibilidad de stock s en las temporadas que necesitan.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La raíz de todo esto son los efectos de la pandemia que están aún presentes y son sistémicos. Sin embargo, es importante considerar que, con las herramientas tecnológicas adecuadas, un buen manejo de la documentación, visibilidad del proceso logístico, un seguimiento exhaustivo de las cargas, el uso de reportería para predecir problemas y optimizar embarques futuros, ayuda a que los actores del comercio internacional tengan ese control sobre su logística al que tanto se aspira. Y es que poder tomar decisiones en base a data bien manejada, entrega una ventaja competitiva clara.

Los estragos de la pandemia le vinieron a dar visibilidad al trabajo de este eslabón -antes no tan considerado – que abastece la cadena de suministro a nivel mundial. Fuimos testigos de su fragilidad, complejidad e importancia en el proceso logístico. Luego de verla amenazada, nos dimos cuenta de la relevancia que tiene para darle continuidad operacional al mundo del comercio internacional.

Hablamos de un cambio que llegó para quedarse. Las empresas ya interiorizaron la importancia de optimizar la cadena de suministro en todas sus etapas y se espera que, en cierta medida, centren su foco estratégico en esto. En los años por venir, veremos grandes innovaciones en el rubro con el fin de que, no solo se integre inteligencia de negocios a las operaciones logísticas, sino que además permita un mayor acceso a la información y a nuevas funcionalidades tecnológicas, para que cualquier persona o compañía -sea grande, pequeña o mediana- pueda importar y exportar ágilmente. El mercado se torna cada vez más competitivo y el comercio está cada vez más democratizado.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉