La música, un activador potencial del circuito de recompensa cerebral

mujer escuchando música - neuromarketing

La música libera dopamina y eso nos causa placer y que activa un circuito de recompensa cerebral.

La música nació por la necesidad de interacción social entre individuos hace miles de años. Para movernos juntos. Algo identificable por nuestro cerebro primitivo. Estudios confirman que los bebes responden mejor a melodías que a la conversación verbal, que la música libera dopamina y eso nos causa placer y que activa un circuito de recompensa cerebral.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Partiendo de estos hechos facticos, te contamos algunas cosas que tenés saber sobre cómo la música “entra” en tu cerebro. Ver para saber. 

La música afecta a tus emociones

Si probaste alguna vez ver la misma escena de una película con distintas melodías de fondo, te habrás dado cuenta de la importancia de la música. En el cine de terror el sonido es empleado para generar suspenso y angustia. Esto es debido a la reacción de la amígdala cerebral que nos predispone a entrar en estado de alerta ante el estímulo sonoro.

Un cerebro musical

Capacidad de percepción, movimiento, coordinación o audición, son algunas de las virtudes esenciales de un buen músico e implica que ambos hemisferios de su cerebro se encuentran altamente conectados mediante una estructura de fibras nerviosas que se agrupan en el denominado cuerpo calloso. También cuentan con un buen desarrollo del cerebelo, que es la parte encargada de la percepción del ritmo.

La música amansa a las fieras

Escuchar música puede tener un efecto tranquilizador y es por ello que la musicoterapia, en el campo de la psicología, es una disciplina con un desarrollo cada vez más amplio. La música actúa sobre el hipotálamo, el núcleo de accumbens y el área tegmental ventral, lo que activa los centros de recompensa y placer de nuestro cerebro.

Es triste pero me gusta

Aunque puede sonar contradictorio, es verdad que algunas personas disfrutan escuchando canciones tristes. Esto es debido a otra hormona, en este caso la prolactina, segregada por nuestro cerebro cuando sentimos tristeza para producirnos un sentimiento de consuelo.

La música nos une

Cuando varias personas escuchan a la vez un mismo tipo de música, esta estimula sus neuronas cerebrales de la misma manera, dando lugar a una especie de sincronización que puede desembocar en una experiencia o conexión emocional compartida a través del ritmo.

Bonus track: Gusano musical

Son melodías simples, repetitivas pero con patrones rítmicos muy predecibles. Parecen no irse de la cabeza y estamos todo el día cantándolas. ¡Aunque sea un teman que no nos guste! Ese efecto es lo que algunos llaman gusanos musicales.

Los publicistas con sus jingles la tiene clarísima, pero también artistas como Pharrell, las kétchup o Queen. Bueno, al menos algunos son temazos.

Dato. Existe un trastorno conocido como Anhedonia musical e impide a las personas experimentar gusto por la música… (algunos les dicen “amargos”).

Así es como, a grandes rasgos, nuestro cerebro reacciona con la música que escuchamos todos los días…¿viste? Ahora lo sabes.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉