Así beneficiarías a tu cerebro si vas a la playa

Playa

Muchas cosas tienen beneficios para tu cerebro, como el ejercicio, dormir suficientes horas y tener una rutina diaria, pero una de las mejores sin duda se trata de las vacaciones, específicamente las vacaciones que te llevan a tener unos días recostado en la arena, tomando el sol y escuchando las olas del mar mientras descansas.

Ir a la playa es de las actividades favoritas de millones de personas, cada año, millones de turistas reservan una estancia en alguno de las mejores y más populares del mundo, y eso pasa porque suelen ser lugares relajantes, divertidos y donde realmente se puede estar desconectado de todo lo demás.

Banner_frasco-suscripcion-800x250
Además, las playas no solo tienen grandes paisajes, un clima cálido y una gran cantidad de posibilidades para practicar deportes en el agua, mejorar el bronceado y recuperar la energía, la ciencia dice que visitar una también tiene muchos beneficio para tu cerebro, y hay varios estudios recientes que confirman que es la mejor medicina para el estrés y para “curar” muchos males que surgen como resultado de todo lo que hacemos en la vida cotidiana.

La playa y los beneficios para tu cerebro:

El poder de las olas

De acuerdo con un estudio de la Pennsylvania State University, el sonido repetitivo y rítmico de las olas es lo que se denomina como no-amenazador, y eso significa que es una gran herramienta para ayudar a las personas a sentir más calma, a entrar en una especie de estado meditativo y hasta a fortalecer el cerebro y mejorar su salud. Escuchar las olas se puede convertir en una especie de mantra.

El color azul

De acuerdo con Global Healing Center, el color azul transmite calma y ayuda a reducir el estrés, así que algunos expertos están convencidos de que observar el agua azul del mar incluso puede cambiar la frecuencia de las ondas cerebrales y ayudar a entrar en un estado meditativo que es relajante y tiene todo tipo de beneficios, incluso podría ayudar a mejorar la calidad de sueño.

La sal en el aire

En la playa, el aire siempre tiene un poco de sal que viene del mar, esto cuenta con iones negativos que también tienen un efecto calmante, que es esencial para controlar el estrés y la ansiedad. Todo tipo de estudios, que datan desde los años 30 a la actualidad, dicen que los iones negativos incluso pueden ayudar a reducir la depresión y mejora el estado de ánimo, y esto es especialmente útil para reducir el famoso winter blues, o trastorno afectivo estacional.

Caminar en la arena

Apretar tus pies contra la arena es una de las técnicas del Grounding, que ha demostrado tener todo tipo de beneficios para el cerebro, la salud física y mental.

Inc explica que un reporte de la Revista de Medicina Alternativa y Complementaria dice que la tierra (o arena) está cargada negativamente, así que caminar descalzo le da al cuerpo una dosis de energía con carga negativa, lo que es relajante y tiene todo tipo de beneficios antiestrés, lo que significa que el cerebro puede recuperarse mejor y mantenerse en buena forma.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉